Escucha esta nota aquí

Un nuevo caso de corrupción vincula a Arturo Murillo. El abogado Franz Campero denunció que el exministro autorizó un desembolso de 60.000 bolivianos para realizar un operativo de seis horas en el caso bebé Samanta. Esa operación resultó fallida, tras presentar a una persona que no era responsable del secuestro de una bebé.

Arturo Murillo ordenó el desembolso de 60.000 bolivianos para un operativo de seis horas y que resultó falso, ya que la persona aprehendida no era la responsable del delito. Ese dinero, que es mucho para un operativo de seis horas, no sabemos dónde fue. No sabemos si fue el coronel Iván Rojas el que cobró ese dinero o alguien del círculo de Murillo. Eso debe ser investigado”, afirmó Campero.

El 8 de septiembre de 2020, una mujer secuestró a una bebé que tenía un mes de nacida en la zona de Villa Fátima, en La Paz. Dos días después, la Policía publicó una fotografía de la posible autora del robo. Se realizó el operativo para dar con la presunta culpable pero quien estaba siendo acusada por la Policía y el entonces ministro Murillo, salió a desmentir la sindicación que le hacían y se estableció que nada tenía que ver con el secuestro de la criatura.

Comentarios