Escucha esta nota aquí

La reelección de Fernando Costa como presidente de la Federación Boliviana de Fútbol en las elecciones de enero parecía un simple trámite, sin embargo el panorama empezó a cambiar en las últimas horas con el surgimiento un frente opositor encabezado por Hormando Vaca Díez.

El rumor empezó a tomar fuerza en la semana en Santa Cruz con la posibilidad de que el exdirigente de Oriente Petrolero y ex secretario general de la desaparecida Liga del Fútbol Profesional, Hormando Vaca Díez, encabece “el movimiento” que intenta ofrecer una alternativa en la conducción del fútbol boliviano.

Luego, el actual primer vice presidente de la FBF, Marcos Rodríguez, confirmó que forma parte de un grupo que tiene decidido presentar un frente en los comicios que debían celebrarse en septiembre del año próximo y fueron adelantados para enero.

Rodríguez no tiene una buena relación con Fernando Costa, quien desde un inicio se distanció del comité ejecutivo que llegó a la FBF con el fallecido César Salinas como presidente. El pandino incluso amenazó con impuggar las elecciones por irregularidades.

El dirigente de Pando aclaró que él no será candidato a la presidencia, pero tampoco nombró a la persona que haría frente a Costa.

Sin embargo, Hormando Vaca Díez, que está alejado de Oriente Petrolero desde hace un par de años, le confirmó a Diez su postulación, de manera escueta. “Vamos bien”, dijo.

Se supo que Vaca Díez tuvo conversaciones con los dirigentes de los clubes cruceños, quienes le habrían comunicado que evaluarían su propuesta.

Los clubes de Santa Cruz, a excepción de Oriente, limaron asperezas con Fernando Costa, e incluso formarían parte de la fórmula de Costa, con Ronald Paz, dirigente de Guabirá, como uno de los vicepresidentes.

La Asociación Cruceña de Fútbol también hizo público su respaldo a la candidatura del dirigente paceño, que asumió el cargo tras la muerte de César Salinas y un corto interinato de Marcos Rodríguez.

La crónica del triunfo anunciado tendrá que demorar el final, porque lo que parecía una victoria inevitable hoy parece tener un epílogo inesperado.


Comentarios