Escucha esta nota aquí

Sus amistades la habían visto actuar en fiestas del barrio, así que la anoticiaron del ‘casting’ para una película. Susana Condori (62) recuerda que no entendió qué era un ‘casting’, pero que tras que oyó que podía ser actriz corrió a arreglarse. Pensó que era algo elegante, así que se quitó la vestimenta tradicional, se deshizo las trenzas y se puso un pantalón. Para su sorpresa, en el lugar de la prueba, llamaban con urgencia “a la señora de pollera”. Ese día la seleccionaron para el papel y aprendió que podía actuar y que lo haría con la falda que han llevado todas las mujeres de su familia.

Así empezó, en 2008, la carrera actoral de Susana, la boliviana que aparecerá junto a la estrella mexicana Kate del Castillo huyendo por las calles de La Paz en La reina del sur. Gracias a la serie de Telemundo, millones de personas conocerán Bolivia, su cultura y a sus mujeres de pollera.

Luz, cámara... ¡acción!

En su día a día, se dedica a lavar ropa y a limpiar casas en Calacoto y San Miguel, y también a la actuación, cuando los directores la requieren.

Actuó en Lo peor de los deseos (2018), de Claudio Araya

Revela que no tiene escuela actoral, descubrió su talento cuando hizo de payaso en una fiesta del Club de Madres al que asistía para aprender cocina y le encantó la adrenalina de la experiencia. “Mi madre me decía ‘loca estás, de eso no vas a vivir”, cuenta, pero siguió actuando, declamando o tocando instrumentos para su público.

Así llegó al famoso ‘casting’ para el docudrama Bartolina Sisa, de Nina Films, y luego vinieron otros. Estuvo en los documentales Fuego de libertad y Espíritus navideños, en las teleseries Picante surtido y Despéiname la vida y en las películas Lo peor de los deseos, de Claudio Araya, y Fuertes, de Óscar Salazar, entre los que recuerda, porque hay más, aunque confiesa que no fue fácil ganarse su lugar.

“Existimos buenos actores aimaras, pero no nos dan oportunidad, prefieren buscar una mujer de vestido y ponerle pollerita”, comenta.

Para La reina del sur también hizo una prueba, esta vez virtual, hace un mes. La producción la aceptó y una vez en Bolivia relata que la trató muy bien. “Nos hacían pruebas de covid todos los días, nos trataban como artistas y Kate es ‘maravillosa’”.

Aunque no puede revelar detalles de su papel, adelanta que el mundo verá una Bolivia hermosa y llena de mujeres valientes.

Comentarios