Escucha esta nota aquí

Desde 2013, la Clínica Foianini viene trabajando en un sistema que le permita administrar de manera segura toda la información hospitalaria de los pacientes que son atendidos.

Apostar por un trabajo realizado en el país permitió innovar con la Historia Clínica Electrónica Unificada (HCEU), que es la integración de las distintas instancias de atención de un paciente (atención en consultorios, atención en emergencia/urgencias, atención en internación y estudios diagnósticos) en una única plataforma que permite contar en tiempo real con toda la información asistencial de una manera ordenada y de fácil acceso para el personal de salud.

Rodolfo Quirós, gerente general de la Clínica Foianini, sostuvo que desde el 1 de septiembre está en vigencia la HCEU, que es el resultado de un trabajo en equipo que fue quemando distintas etapas y que buscó evitar la compra de un sistema extranjero ajeno a la realidad del país.

Quirós sostuvo que el beneficio de los pacientes al contar con una HCEU es que al estar en una plataforma electrónica la información está disponible para ser consultada por el personal de salud autorizado en el mismo momento que el paciente recibe una atención.

También detalló que la HCEU es parte de un sistema más amplio llamado Sistema de Información Hospitalaria (HIS por sus siglas en inglés) que integra la HCEU al Sistema de Información de Imágenes (RIS por sus siglas en inglés), al Sistema de Información de Farmacia (PHIS por sus siglas en inglés), al Sistema de Información de Laboratorio (LIS por sus siglas en inglés) y, por último, al Sistema Contable.

Otra de las ventajas de contar con una histórica clínica electrónica es que permite un acceso inmediato a la historia médica de un paciente. Se reducen los registros de papel que pueden encontrase archivados al momento de su atención, impidiendo poder conocer los datos correspondientes a atenciones anteriores.

Un aspecto fundamental es que un registro electrónico elimina la dificultad con que frecuentemente el personal de salud (sobre todo las enfermeras) se enfrenta al intentar interpretar la letra de otro profesional (sobre todo los médicos).

“Esto ha sido motivo de errores asistenciales reportados en la literatura, algunos de ellos fatales”, precisó Quirós.

Orgullo nacional

Quirós en reiteradas oportunidades destacó el trabajo realizado por profesionales bolivianos que fueron desarrollando un sistema acorde a las necesidades de la clínica, en donde se tomó los datos de pacientes que se atendieron hace diez años atrás con el objetivo de tener una gran base de información que permita un mejor servicio de la Foianini.

Si se hubiera optado por comparar un sistema ‘enlatado’ para adecuarlo a las necesidades de la clínica, el Ejecutivo considera que el gasto hubiera oscilado entre los $us 500.000 y los $us 2 millones, algo que considera muy oneroso y con la desventaja de comprar tecnología en vez de desarrollarla en el país.

“Tenemos un importante equipo en el área de informática, que junto a médicos que tienen una orientación hacia la tecnología dieron vida a este nuevo sistema bolivianos que debe ser constantemente actualizado”, destacó Quirós.