Opinión

Terrorismo II

28 de noviembre de 2019, 3:00 AM
28 de noviembre de 2019, 3:00 AM

En el anterior artículo expuse nueve hechos atribuibles al MAS que ocurren desde el 10 de noviembre de 2019 y configuran el delito de terrorismo, tipificado como tal en el artículo 133 del Código Penal. No fue una opinión sino enumeración de sucesos públicos y denunciados por el gobierno.

De entonces a la fecha también se denunció voladuras de puentes y, en el caso concreto de uno ubicado en Potosí, sobre el río Márquez, se detalló que un funcionario de la Asamblea Legislativa Departamental fue detenido, y después liberado, como sospechoso de haber cometido el atentado. Junto a él también fue arrestado su hermano. Ambos militantes del MAS.

Según dicho artículo, el terrorismo es una suma de “delitos contra la seguridad común, la vida, la integridad corporal, la libertad de locomoción o la propiedad, con la finalidad de subvertir el orden constitucional o mantener en estado de zozobra, alarma o pánico colectivo a la población o a un sector de ella” y que son cometidos por grupos armados.

Lo que se ha visto, durante las protestas del MAS, es que grupos de civiles manejan armas de fuego, la mayoría de ellas modernas, con las que dispararon a sus oponentes y eventualmente cometieron atentados como el tiroteo a la caravana de mineros y universitarios que viajaba a La Paz. Eso, y la voladura de puentes, son “delitos contra la seguridad común, la vida (y) la integridad corporal”. Lo de daños a la propiedad aparece en todos los reportes de ataques a viviendas, algunas con quemas e incendios.

Como se ve, las acciones que militantes del MAS han estado ejecutando salen del marco de las protestas y se acomodan a la comisión de delitos, o la suma de ellos bajo la forma de terrorismo.

¿Quién o quiénes planifican estas acciones? El gobierno acusa a los exministros Carlos Romero y Juan Ramón Quintana aunque no ha mostrado pruebas. Por el contrario, desde Potosí detectamos que dos páginas de internet que manipulan información, promueven violencia y defienden la teoría del golpe de Estado, cia.bo y primeralinea.info, estaban a nombre de Quintana y su esposa pero ahora aparecen sin datos.

A eso hay que sumar la prueba del video en el que Evo Morales le da instrucciones explícitas a un acusado de narcotráfico para ejecutar bloqueos y cercos a las ciudades. Recientemente, el gobierno probó que el acusado hizo hasta tres llamadas a México.

Entonces, en Bolivia no existe la resistencia a ningún golpe. Lo que ocurre es que el MAS está cometiendo delitos y eso tiene un nombre: crimen.



Tags