Escucha esta nota aquí

POR: CHINO TAPIA

Mantener vigente una competencia pedestre por 40 años es palabra mayor. Es el tiempo que tiene ya el medio maratón a Cotoca, que se correrá este martes 7 de diciembre en su versión 41 y para el cual ya todo está preparado en el marco de las condiciones de bioseguridad que impone la pandemia del Covid 19.

Este evento que está organizado por Atlestar, el profesor Eloy Céspedes y el Gobierno Autónomo Municipal de Cotoca, cuenta con el apoyo de EL DEBER.

Como cada versión, se ha demostrado una vez más la gran expectativa de este acontecimiento deportivo, pues las inscripciones se cerraron anticipadamente porque se completó el cupo de 800 atletas que han permitido las autoridades de la Gobernación y de ambos municipios.

La largada del evento se realizará por grupos (corrales), cada categoría tendrá un corral lo cual permitirá que las personas puedan estar con un metro de distancia y se controlará el uso del barbijo de manera obligatoria. El punto de partida será la plaza principal “24 de Septiembre” y la llegada en el santuario cotoqueño.

Existen 7 categorías, en cada una de ellas se premiarán damas y varones de manera independiente, siendo así que 42 personas harán podio en total. Las categorías son las siguientes: élite, estudiantes Santa Cruz (15 a 19 años), mayores Santa Cruz (20 a 35 años), seniors Santa Cruz (36 a 50 años), súper seniors (51 años en adelante), estudiantes Cotoca (15 a 19 años) y mayores Cotoca (20 años en adelante).

El cronometraje de la carrera estará a cargo de la empresa Metatime Bolivia. Cada competidor ya cuenta con un chip de cronometraje electrónico que garantiza la lectura por cada punto de control que se tendrá distribuido en la largada, km 5, km 10, km 15 y la meta. La tecnología utilizada es la misma que se emplea en eventos de gran magnitud, como ser los maratones de Berlín, Nueva York o Santiago de Chile.

El Medio Maratón al Santuario de Cotoca forma parte del calendario de la Federación Atlética de Bolivia y de la Asociación Cruceña de Atletismo. Los organizadores destacan el gran apoyo de todas las autoridades departamentales, lo mismo que de los municipios de Santa Cruz y Cotoca.

En otro aspecto, la verdad es que no existe un registro del número de participantes en la primera versión, hace 40 años, pero lo que sí está confirmado es que ningún 7 de diciembre en todo este tiempo se ha dejado de organizar la prueba que no solo es parte del calendario deportivo sino que los atletas le han tomado cariño y la esperan con gran interés.

También es un hecho evidente que a medida que pasaron los años la competencia fue adquiriendo mayor expectativa, lo cual se notaba en el cada vez más creciente número de inscritos, llegando a los más de 1.500 a mediados de los años 90. El registro más bajo se produjo el 2020, el año de inicio de la pandemia, debido a las restricciones impuestas por las secretarías de Salud, con apenas 450 competidores autorizados.

Esta carrera siempre ha contado con los mejores atletas del país; hoy, como en los 15 años anteriores, el evento vuelve a ser internacional con la participación de atletas de Perú, Argentina y Brasil.

Está confirmada la presencia de Héctor Garibay, ganador del maratón de Buenos Aires; Vidal Basco, récord nacional de 10k en México; Jorge Gonzales, último ganador de esta prueba y Edson Lima, atleta peruano de jerarquía, entre otros destacados. En realidad, se tendrá un grupo de 22 “atletas élite”.

El récord actual lo ostenta Jorge Gonzales, ganador del año 2020, con un tiempo de 1:05’47”.

En cuanto a la seguridad física de los participantes, se cuenta con el apoyo de la Unidad Operativa de Tránsito y el Comando Departamental de la Policía. También está asegurado el respaldo del área de salud del municipio de Cotoca con tres ambulancias durante el recorrido y en la meta.

Y con el fin de darle una seguridad total a los atletas, Tránsito cortará del tráfico tanto en calles como en avenidas adyacentes a la carretera principal durante el recorrido para la tranquilidad de los competidores.

En la llegada a Cotoca se realizará un acto para la entrega de medallas y se organizará la foto oficial de la competencia, tiempo para el cual se ha previsto desarrollar un programa que le dé ese toque festivo a la jornada deportiva, con la presencia de autoridades del gobierno municipal de la ciudad-santuario.

En cuarenta años de historia, las anédotas no faltan. El encargado de contarlas es el profesor Eloy Céspedes, quien hoy sigue al frente de la organización.

“En 1980 cuando comenzamos esta aventura, no había pavimento en la carretera a Cotoca; así se corrió en los primeros seis años, en medio de la tierra” comenta el entrenador.

“Recuerdo que un año que teníamos casi 1.000 atletas inscritos, era el 1983, llovió torrencialmente; más o menos a la mitad de camino se hizo como un río y en un lugar como una poza que había que pasar nadando. El puntero de la competencia, un paceño de apellido Quispe, llegó hasta ahí encabezando el primer pelotón pero como no sabía nadar no pudo cruzar la poza y se tuvo que quedar nomás y abandonar”. Increíble.

Otro caso anecdótico ocurrió en 1987; la carrera se desarrolló bajo un intenso sol. El primer pelotón de atletas llegó hasta la rotonda de ingreso a Cotoca, le dio la vuelta a la rotonda y se estaba regresando a Santa Cruz… “Yo creo que tanto sol y calor les afectó y perdieron la ubicación o no vieron la torre de la iglesia”.

Y algo más que queda en la memoria. “Recuerdo que el ganador del primer año fue un jovencito de nombre Fernando Arce, hoy es presidente de la Federación Boliviana de Atletismo”.






Comentarios