Escucha esta nota aquí


El Banco Central de Bolivia (BCB) apuesta por la difusión de las ventajas y beneficios de realizar pagos electrónicos. Hace notar que su seguridad, facilidad de uso, rapidez, el evitar costos de transporte, espera en filas y correr riesgo en la seguridad física por tener dinero en efectivo, son los puntos fuertes de este sistema de pago o cobro.

Para ello, el ente emisor realiza presentaciones en el país, capacitaciones virtuales, difusión por prensa y redes sociales. Adicionalmente, el directorio del BCB en el artículo 9 de la Resolución de Directorio N° 069/2021 de 27 de abril de 2021 señala que las entidades participantes del sistema de pagos deben realizar la difusión y capacitación sobre las funcionalidades, medidas de seguridad, innovaciones y otros a su personal y usuarios. 

“Estas políticas dieron como resultado el uso por parte de la población de los pagos electrónicos, reflejado en un crecimiento importante desde noviembre de 2020 a noviembre 2021 en 11% en valor y un 45% en cantidad de transacciones. En los últimos 10 años estas cifras son mucho más importantes con incrementos del 204% en valor y un 2.613% en cantidad de transacciones”, informaron desde el BCB.

No obstante, estos avances y un aumento de los pagos electrónicos, el BCB hace notar que este sistema seguirá conviviendo con el uso del efectivo. 

Un aspecto que no se puede dejar de lado si se toma en cuenta que el sector informal de la economía representa entre un 70% y 80% y es justamente el que no usa los pagos electrónicos, sino que mantienen vigentes las transacciones en efectivo con el uso de billetes y monedas, observa el economista Germán Molina.

En lo cotidiano

Molina hace notar que el uso del efectivo es una constante en las actividades cotidianas de las personas y en las diferentes compras que se hacen en las ferias y mercados.

Los pagos al contado son habituales para los comerciantes, pequeños y medianos emprendedores que aún no han incursionado en el cobro con tarjetas y menos en electrónico.

Jorge Kuljis, CEO de Síntesis y especialista en métodos de pago, manifestó que la zona rural del país y sectores de la periferia urbana, todavía no están bancarizados por lo que no usan el pago digital en sus transacciones comerciales.

“Sería un error solo pensar que las operaciones digitales son representativas. Se han incrementado, pero siguen lejos de ser el modelo dominante y aún a pesar de todas la normas emitidas y mejoras tecnológicas su uso es marginal, si se compara la cantidad de recursos que maneja el pago en efectivo”, dijo Kuljis.

Jaime Dunn, experto en temas financieros, subrayó que la única manera de digitalizar las transacciones financieras, es logrando que los porcentajes de la formalidad económica, aquella que tributa, da facturas y esta bancarizada, aumente, mientras que la informal se vaya reduciendo gradualmente. Porque sino, serán siempre los mismos los que aprovechen las ventajas de lo digital en pagos y cobros.

Comentarios