Escucha esta nota aquí

La demanda está lista”, señaló ayer Juan José Jáuregui (MAS), presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. El legislador señaló que solo estaban esperando que se confirme la decisión de la Fiscalía de dejar sin efecto el “caso fraude”, para procesar penalmente al expresidente Carlos Mesa, pero esta vez por “por obstaculizar las fallidas elecciones de 2019”.

Evo Morales fue habilitado ese año como candidato a la reelección por un cuarto mandato consecutivo pese al referéndum del 21 de febrero de 2016, que le negó esa posibilidad. El artículo 168 de la Constitución establece una sola reelección presidencial continua.

Jáuregui recordó que Mesa salió el 21 de octubre de 2019, el día después de los comicios, a declarar que se había cometido “un fraude monumental”. El legislador señaló que ahora le tocará probar “en base a qué evidencia” hizo tal declaración con la que “llamó a defender el voto, pero que derivó en la quema de varios tribunales electorales departamentales”.

La postura del diputado fue planteada como consecuencia del sobreseimiento de los vocales electorales, que en 2019 fueron responsables del proceso electoral anulado. Un equipo de expertos de la OEA detectó “manipulación informática” en la transmisión de datos de esa elección. El MAS no le dio validez a ese informe, pero viabilizó una nueva elección nacional para 2020.

“Ya tenemos la denuncia elaborada contra el ciudadano Mesa y en el curso de los siguientes días la vamos a hacer presente. Hemos estado esperando esta última actuación jurisdiccional”, remarcó el legislador al referirse a la decisión del fiscal de La Paz, Williams Alave, de dejar sin efecto esta causa, a pesar de las apelaciones planteadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que se constituyó en la parte denunciante.

Mesa, quien además es líder de Comunidad Ciudadana, afirmó que el MAS se valió de un “fiscal servil y obsecuente” para cerrar el caso fraude que él denunció. De este modo, rechazó la decisión asumida por el Ministerio Público, enfatizando que la mentira y la violencia no borrarán la verdad sobre las irregularidades de los comicios de 2019. “El MAS, que ejecutó el fraude monumental de 2019, evidenciado por el pueblo, develado por la OEA y la UE y avalado por la ALP, hoy quiere cerrar el caso usando a un fiscal servil y obsecuente”, apostilló.

“La mentira y la violencia no borrarán la verdad que el mundo conoce y Bolivia recuerda”, agregó el exmandatario.

En el informe que elaboró el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) se hace una descripción detallada del contexto electoral de 2019, que estuvo en la antesala de esa crisis política. “Con el 83,76% de los votos emitidos, el resultado parcial mostraba que Evo Morales lideraba la votación, pero no alcanzaba la diferencia de votos de 10% o más, necesaria para ser declarado ganador en primera vuelta. Alrededor de las 8:00 p. m. el conteo rápido se suspendió hasta la mañana siguiente, cuando se anunciaron los nuevos resultados que indicaban un aumento en la diferencia de votos entre los dos candidatos, para una victoria de Morales en la primera vuelta”, señala el reporte internacional.

Antes del sobreseimiento, la Fiscalía señaló que no hubo “manipulación informática” en los comicios de 2019, sobre la base de una pericia encargada al laboratorio Bisite de la universidad española de Salamanca. Por su lado, la Procuraduría terminará hoy el recuento de actas de 2019. El TSE advirtió ayer de que la revisión de actas que realiza la Procuraduría no tiene validez.

Comentarios