Escucha esta nota aquí

La guerra de las candidaturas por el MAS no da tregua. En Santa Cruz hay tres candidatos a la gobernación y los ampliados no logran aclarar la situación al interior del partido en función de Gobierno, que hoy por hoy tiene un candidato elegido en Lauca Ñ, el presentador de televisión Pedro García; un candidato apoyado por Evo Morales y las juventudes del MAS, el exministro de Gobierno Carlos Romero; y un candidato elegido en el ampliado de Montero y respaldado por el Bloque Oriente, Mario Cronenbold.

Esta guerra interna ya tiene “daños colaterales” en el MAS, que no podido oficializar a su candidata a la comuna cruceña, pese a que el único nombre que ha sonado para ese cargo es el de Adriana Salvatierra, exsenadora respaldada por la dirección urbana del Movimiento Al Socialismo.

Guerra de posiciones

Pedro García asegura que él es el candidato oficial y que recorrerá el departamento para reunirse con las organizaciones para escuchar sus necesidades y armar su programa de gobierno, algo que admite que no tiene. García no es rechazado del todo por el Bloque Oriente, que está dispuesto a ofrecerle la vicegobernación o incluso la candidatura a la Alcaldía si acepta respaldar a Cronenbold.

El problema de la dirigencia campesina es con Romero, a quien rechazan por viejas rencillas cuando era ministro. Incluso han tratado de expulsarlo del partido junto con Salvatierra, a la que no le han encontrado competidor, ya que los masistas ven muy complicado ganar en la ciudad de Santa Cruz, hasta donde sus organizaciones sociales no llegan.

Romero tampoco se baja de la pelea y dijo a radio Panamericana que hay un grupo de dirigentes que quieren ‘clientelizar’ la elección del candidato. En Lauca Ñ, antes de que las sillas volaran sobre las cabezas del exministro y el expresidente Evo Morales, Romero era el elegido para correr por la Gobernación. Ayer aseguró que había obtenido el respaldo de 70 delegados. Sin embargo, Bloque Oriente rechaza que la elección se haya hecho en Cochabamba, cuando ya habían elegido a Cronenbold en Montero.

El exalcalde de Warnes perdió la confianza de la cúpula masista cuando criticó la demanda judicial contra Luis Fernando Camacho por golpe de Estado. Luego de ser respaldo por el Bloque Oriente, cargó contra Evo Morales, de quien dijo que estaba quedando solo en discurso eso de gobernar escuchando al pueblo.

Rolando Cuéllar, vicepresidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña y dirigente masista que maneja los hilos de este conflicto, considera que hasta el fin de semana se tendrá una definición, pero adelantó que las bases campesinas del MAS no están dispuestas a ceder sobre la candidatura de Cronenbold.

Ayer, Morales dejó de twittear sobre las internas del Movimiento Al Socialismo. Con problemas en varias regiones, el oficialismo usará los diez días de prórroga para la inscripción de candidatos para tratar de lavar la ropa sucia en casa.

Comentarios