Escucha esta nota aquí

El compromiso del Tribunal Supremo Electoral (TSE) es transparentar el padrón. Para llegar a ese objetivo realiza seis pasos, entre ellos el saneamiento del registro biométrico y la depuración de personas fallecidas. 

Los partidos políticos y sectores cívicos y sociales ejercen presión para que el ente electoral limpie la lista de votantes, algo que concluirá un mes antes de las elecciones.

Los seis pasos que realiza el TSE en el trabajo del padrón es el cumplimiento de las observaciones y recomendaciones que realizó la Organización de Estados Americanos (OEA), el saneamiento del padrón en tres dimensiones: inclusión, actualización y depuración; inscripción de nuevos votantes, incluidos a aquellos que cumplen 18 años hasta el 18 de octubre; habilitación del mecanismo de declaración jurada de familiar fallecido; habilitación del Laboratorio de Integridad Electoral; y la creación del mecanismo de rehabilitación para ciudadanos inhabilitados por no votar.

El 15 de septiembre de 2020 se presentará al país un padrón electoral saneado y seguro para garantizar la transparencia de las elecciones generales. Para ello, se realizaron actividades para fortalecer una base de datos consolidada, entre las que se encuentran la incorporación de los jóvenes que cumplen la mayoría de edad hasta el 18 de octubre, a través del empadronamiento permanente; la inclusión de ciudadanos que cambiaron de residencia; la depuración que permitió excluir de los registros a los habilitados fallecidos”, dice parte de una nota de prensa del ente electoral.

En ese aspecto, el ente electoral abrió el mecanismo para que los ciudadanos puedan verificar si sus familiares fallecidos siguen inscritos en el padrón electoral. Se hizo una prueba y se verificó que una persona que murió en 2018 ya no es parte del registro.

“Se trabajó bajo tres dimensiones para tener un padrón electoral totalmente confiable y saneado para las elecciones del 18 de octubre”, explicó el presidente del TSE, Salvador Romero.

Cifra pasada

En una primera instancia se tenían programadas las elecciones generales para el 3 de mayo. Debido a la pandemia de coronavirus la fecha de los comicios se fue postergando llegando al 18 de octubre como día “inamovible” de votación.

El padrón se había abierto para las justas de mayo y se tenía más de 20.000 personas fallecidas depuradas del registro. Desde esa fecha se mantiene la recepción de declaraciones juradas de familiares que reporten si encuentran que algún fallecido se mantiene habilitado para sufragar.

Paúl Antonio Coca es experto en temas electorales. El analista consideró que el TSE debe dar certeza de que continúa la depuración de personas fallecidas del padrón, ya que la primera cifra que se manejó -20.000 depurados- puede cambiar el destino de la votación, ya que ese número se aplica para elegir a un diputado.

“El Tribunal Supremo Electoral (TSE) está obligado a hacer una depuración permanente. Tiene que demostrar que habrá una depuración desde mayo hasta octubre, ya que fue en mayo cuando anunció que había al menos 20.000 personas depuradas por haber fallecido”, remarcó Coca.

Al respecto, el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, detalló que en la reunión que sostuvieron con los vocales del TSE en La Paz, el ente electoral se comprometió a que las entidades cívicas puedan revisar el padrón y, además, que se dará un informe de los servidores que siguen en funciones luego del fraude electoral del 20 de octubre de la pasada gestión.

“En la reunión que sostuvimos en La Paz (con los vocales), el eje central de esa cita fue la fecha de las elecciones generales. Ellos (vocales) no han podido respaldar científicamente la fecha de las elecciones que establecieron. 

Ratificamos que es anticonstitucional que me quieran obligar a mí a arriesgar mi vida para ir a votar. Además, el TSE se comprometió a que podríamos revisar el padrón y ver qué funcionarios, de los que hicieron el fraude, quedan todavía en funciones”, explicó Calvo.

Mientras, el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, afirmó que el TSE emitió un informe de la situación del padrón electoral, aunque aclaró que no se lanzaron cifras. El cívico acotó que los vocales aseguraron que en un primer resultado se detectaron aproximadamente a 20.000 personas fallecidas depuradas del registro.

“La única cifra que nos dieron fue esa, la de los 20.000 fallecidos que fueron depurados. Luego, nos explicaron que todavía se está trabajando en el saneamiento del padrón y que será hasta el 15 de septiembre cuando se conozca los resultados oficiales”, dijo Manuel.





Más pedidos

El ingeniero Édgar Villegas, experto en informática que mostró pruebas del fraude del año pasado, afirmó que envió al TSE una carta en la que solicita información sobre las estaciones de registro de votantes, datos de los empadronados y fechas de registro del proceso entre las gestiones 2009 y 2019.

“Este es un tema que preocupa mucho. Desde hace años que se habla de que hubo una inflación en el padrón biométrico, que se habría introducido gente inexistente al padrón electoralEsto habría sucedido desde el año 2009, cuando se inició el padrón biométrico, entonces, decidí investigar y mandé una carta al TSE solicitando las estaciones que se usaron en el empadronamiento biométrico”, detalló Villegas.

Sobre el tema, el candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, expresó su confianza en que el ente electoral logrará transparentar el padrón. “Un padrón electoral seguro y confiable es un instrumento fundamental para la transparencia electoral y la calidad de la democracia”, detalló.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, manifestó que el TSE debe garantizar la transparencia de las elecciones y mostrar un padrón “limpio” y “confiable” a la población. “Esperemos que haya transparencia y se pueda ver la cantidad de personas que fueron depuradas. Confiamos en que así será”, remarcó.