Escucha esta nota aquí

UBS Group AG cerraría su operación de corretaje en México, de acuerdo con dos personas familiarizadas con la situación, según reporta el medio especializado bloomberglinea.com.

El banco suizo informó a los empleados locales de la decisión el miércoles, dijeron las personas, quienes solicitaron el anonimato porque no están autorizadas a hablar con los medios de comunicación. No estaba claro si la medida se limitaría a México o es parte de una estrategia más amplia.

Una persona que contestó el teléfono en la oficina de UBS en México dijo que no había nadie disponible para responder preguntas.

La noticia es el más reciente trago amargo para el mercado de valores mexicano que continúa contrayéndose y que ha experimentado una sequía de ofertas públicas iniciales (OPI) en tanto que cinco empresas comenzaron el proceso para deslistar sus acciones de la bolsa desde el año pasado. UBS fue la quinta correduría más activa de México entre las 35 firmas del país, según datos de junio de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

También fue un activo formador de mercado en los últimos años, y actualmente tiene contratos para proveer liquidez a nueve empresas mexicanas, incluyendo Grupo Televisa, Elektra y la misma Bolsa Mexicana de Valores.

La noticia es la última tristeza para el mercado de valores en contracción de México, que ha experimentado una sequía de ofertas públicas iniciales y cinco empresas comenzaron el proceso de exclusión de la lista desde el año pasado.

UBS fue la quinta correduría más activa de México entre las 35 firmas del país, según datos de junio de la asociación de corredores AMIB. También fue un formador de mercado activo en los últimos años y actualmente tiene contratos para brindar liquidez a nueve empresas mexicanas, entre ellas Grupo Televisa , Elektra y la Bolsa Mexicana de Valores .

No es la primera

A principios de este año, JPMorgan Chase & Co. cerró su negocio de banca privada en México como parte de una tendencia regional en la que clientes adinerados de algunas de las economías más grandes de América Latina movieron su dinero a otras capitales financieras internacionales.

Hace tres meses, las autoridades financieras de México informaron que Deutsche Bank y JPMorgan habían decidido bajar sus cortinas, lo que, según analistas, refleja que el mercado doméstico estaría perdiendo interés para grandes jugadores globales.

Los analistas consideran que es un tema relacionado a la falta de dinamismo, pero también a que el entorno de inversión no es el más favorable. “El que haya tanta animadversión desde el inicio de la actual administración hacia el sector privado no es una buena señal”, explicaron.

Desde que asumió a fines de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha enfrentado duramente con el sector empresarial, luego de que decisiones como cancelar la construcción de un nuevo aeropuerto y cambiar las reglas en el sector de energía desataron preocupaciones en los mercados.

Comentarios