Escucha esta nota aquí

La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) decidió suspender a la vocal Rosario Baptista por la supuesta comisión de faltas graves y muy graves durante el ejercicio de sus funciones. En noviembre del año pasado, ella solicitó a la OEA que inicie una auditoría especializada al proceso electoral de octubre de 2020 debido a la presunta existencia de un “bloque de data alterno, técnicamente reservado, con un acceso restringido, privilegiado y secreto”, que pudo influir en los resultados finales de los comicios.

La suspensión de Baptista se produjo después de que los vocales del TSE recibieran el pasado 29 de diciembre un informe conclusivo de la empresa Dreamlab Technologies, que descartó la existencia del bloque de data alterno denunciado por la vocal.

Baptista fue alejada de su cargo con goce de haberes mientras se resuelve su causa por faltas graves y muy graves. “Como resultado de las pruebas y análisis ejecutado, no se identificó un bloque de datos alterno, técnicamente reservado, con acceso privilegiado, restringido y secreto dentro de la infraestructura, siendo los elementos que forman parte del flujo y el repositorio final de datos sigue el flujo normal de la aplicación y opera de acuerdo a lo expuesto por el personal en concordancia con los resultados de las pruebas realizadas”, señala el documento en una de sus partes conclusivas.

El texto del estudio de la empresa recurre casi a las mismas palabras utilizadas por la vocal en la carta de denuncia, pero la descarta categóricamente. Seis días después de recibido el informe y en el primer día hábil del 2021, el TSE anuncia la medida contra la vocal.

En noviembre del año pasado, dos días después de presentada la denuncia, la vocal Rosario Baptista remitió una nueva carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la que “hace precisiones” de un primer mensaje y establece que no cuestionó los resultados de las elecciones generales del 18 de octubre. Según ella, su intención consistía en generar confianza en el proceso.

Este medio intentó comunicarse con el presidente del Órgano Electoral Plurinacional, Salvador Romero, y con la vocal suspendida, pero ninguno de ellos respondió su celular.

Recomendaciones

El informe de la empresa Dreamlab Technologies considera necesaria una actualización tecnológica de la plataforma del TSE, “tomando en consideración elementos adecuados a las necesidades de protección actuales”.

Para ello, sugiere utilizar sistemas operativos modernos en servidores y estaciones de trabajo, incrementar el nivel de segregación de los servidores de la infraestructura respecto al resto de la red, el fortalecimiento de las credenciales de acceso a nivel de sistema operativo y de bases de datos.

Además, aconseja la implementación de control de seguridad, sistemas de detección de intrusos, antivirus, uso de protocolos seguros, firewalls de bases de datos u otros, dentro del padrón electoral.



Comentarios