14 de marzo de 2022, 4:00 AM
14 de marzo de 2022, 4:00 AM


Desde marzo de 2020, la educación en el país tuvo inconvenientes de consideración. La migración hacia las aulas virtuales, la capacitación a los educadores, la falta de acceso a internet y la carencia de material para los nuevos métodos, fueron causando deserción escolar y un impacto en miles de estudiantes por recibir una formación incompleta, un problema no solo en estas latitudes sino en decenas de países de este y otros continentes. Hoy toca remontar el tiempo perdido.

Después de casi dos años, hoy la presencialidad remplaza a la virtualidad en los recintos escolares del país.
Las clases comienzan con nuevos desafíos, pero también con demandas y postergaciones.

Hoy, sobre todo en Santa Cruz, el tema que absorbe la atención en materia de educación es la salud de los estudiantes. El retorno a clases no será el mismo que en otros años y la continuidad dependerá del comportamiento de todos. Las clases se garantizarán semana a semana y los programas deberán ajustarse a los inconvenientes que surjan y a los avances que se vayan produciendo en materia de aprendizaje.

Si bien han bajado los índices de contagios en este departamento y buena parte de la población tiene al menos 1 o 2 dosis, la pandemia continúa. Por lo pronto, como la vacunación anticovid no es un requisito para asistir a clases, se tomarán medidas para evitar el contagio y la propagación del coronavirus. Control de la temperatura, barbijo obligatorio, lavado de manos permanente y distanciamiento social serán acompañados de ventilación constante en los recintos y clases al aire libre mientras se pueda. También se acortarán los tiempos de permanencia, se saltearán días y se llevarán a cabo turnos de ingreso escalonados para evitar aglomeraciones al entrar y salir de los colegios. Algunos centros tienen previsto cerrar sus kioskos para evitar el reagrupamiento de los escolares.

El bajo porcentaje de la vacunación en los menores contra el coronavirus no deja de ser una preocupación. A pesar de los anuncios que emitió el Servicio Departamental de Salud (Sedes) sobre una programación diaria de vacunación en colegios y centros de salud, la corresponsabilidad también recae en otros gestores, la Alcaldía Municipal y por supuesto los padres de familia.

Según la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, Santa Cruz tiene una cobertura con esquema completo del 24,3 % en niños de 5 a 11 años y del 38,2% en los de 12 a 17 años, datos recogidos hasta el 5 de marzo. Si bien en los últimos días se incrementó la presencia de jóvenes en los centros de vacunación.

Otros problemas quedan pendientes en la mesa del diálogo, para no experimentar los lamentables sucesos acaecidos la semana anterior en la ciudad de La Paz, cuando maestros urbanos fueron reprimidos con golpes, detenciones y gases lacrimógenos por las fuerzas del orden tras reclamar más ítems y mayor presupuesto en educación.

Para evitar ensombrecer los primeros días de clases, el ministerio en cuestión deberá acelerar los procesos y ampliar la mesa de diálogo, que tanto pregona, y dar inmediatas y prácticas soluciones.

En algún momento, cuando pase el ruido, tocará debatir seria y profundamente sobre la calidad educativa, un tema pendiente desde hace décadas. El presente y el futuro, así lo demandan.

Tags