Escucha esta nota aquí

De manera gratuita las víctimas de violencia, sean niños, adolescentes o mujeres, podrán ser atendidas por profesionales del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Alcaldía de manera coordinada, luego que los representantes de ambas instituciones firmaran ayer un convenio en el que determinaron centralizar el centro de llamadas.

Es decir, toda persona que denuncie un hecho de violencia e incluso busque apoyo sicológico, puede llamar al 156 o al 800-113040, donde las llamas se vincularán y los expertos en la materia orientarán al denunciante.

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, y el representante de Unicef en Bolivia, Rafael Ramírez, además del secretario municipal de Salud, Joaquín Raschid Guardia, firmaron ayer el acuerdo que forma parte del programa Familia Segura.

“Hemos logrado crear un sistema para fortalecer a las víctimas de todo tipo de violencia que contribuirá en el bienestar de la salud emocional y mental”, dijo Guardia.

Explicó que, centralizado el centro de llamadas, cualquier ciudadano que esté en riesgo de violencia puede llamar a los números y se conectará directamente con Unicef.

Por su parte, Ramírez, indicó que según las proyecciones, en Santa Cruz, 1 de cada 3 personas son menores de 18 años, por lo que las autoridades deben proteger a este grupo vulnerable.

“Como Unicef, desde que iniciamos el servicio atendimos más de 40 mil llamadas desde abril de 2020, ahora con la Alcaldía se busca mitigar el impacto del Covid-19 en la salud mental y reducir el riesgo de violencia contra niños, niñas adolescentes y mujeres”, precisó.

Comentarios