El alcalde espera los informes técnico, jurídico y económico para proceder con el servicio transitorio mientras se contrata al nuevo operador. Vega-Solví finaliza sus operaciones en 11 días

7 de abril de 2022, 4:00 AM
7 de abril de 2022, 4:00 AM


A 11 días que concluya el contrato de aseo con Vega-Solví, crecen las quejas de los vecinos por el servicio de recolección y limpieza de la capital cruceña.
Mientras tanto, el alcalde Jhonny Fernández anunció que ultiman los detalles para proceder al contrato transitorio que garantice la continuidad del servicio y mantenga los costos.

Este servicio correrá desde el 19 de abril, dado que la empresa Vega-Solví concluye su contrato el 18 de abril y las licitaciones para el nuevo operador fueron canceladas, por lo que se alistan los pliegos para un nuevo proceso.

La queja ciudadana

El presidente de la Fedjuve, Omar Rivera, señala que los vecinos se quejan cada vez más por el servicio y aseguran que la basura está por todos lados, incluyendo los canales de drenaje y fuera de los contenedores.
Reclaman que la recolección de basura no se deja de pagar ni un solo mes porque viene incluido en la factura de energía eléctrica, por lo que si hay fallas en el recojo no hay forma de cortar el pago.

También señalan que hay fallas permanentes en la frecuencia de recolección en las zonas alejadas.

Rivera asegura que, por el octavo anillo de la zona sur el recojo, que debe ser tres veces por semana, lo hacen una sola vez.

Respecto al contrato transitorio, cuestiona el proceso no sea abierto, lo que genera desconfianza.

La Alcaldía

El alcalde adelantó que se aguardan los informes técnico, jurídico y económico para proceder con el contrato transitorio.

Reiteró que el municipio estudia dos posibilidades, una de ellas es que la Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (Emacruz) se haga cargo del servicio o que Vega-Solví continúe con las operaciones.

Fernández dijo que ha puesto cuatro condiciones para proceder al contrato transitorio. La primera es que, en términos económicos, no se altere el precio en ninguno de los servicios, esto significa que no debe sobrepasar los Bs 25 millones que se cancela mensualmente en este momento.

La segunda es que tenga la viabilidad legal para hacer un trabajo directo. La tercera es que se cumpla con las condiciones medioambientales para continuar operando en el vertedero. Y la cuarta, que se vea toda la parte operativa garantizando la logística y el personal para hacer el servicio sin alteraciones para la población.

Este miércoles el alcalde indicó que es solo cuestión de horas para conocer quién se hará cargo del servicio transitorio. Paralelamente, manifiesta que se trabaja en los pliegos de especificaciones y condiciones para el nuevo operador y para la empresa que se encargará de la industrialización de la basura.
Los dos anteriores contratos adjudicados para el nuevo servicio en la ciudad fueron anulados. El último quedó truncado a solo 14 días del plazo para la firma.

La cancelación se dio ante las críticas por supuestos sobreprecios y direccionamiento del proceso para la empresa ganadora, situación que también derivó en la intervención de Emacruz y la desvinculación de los gerentes, que fueron los responsables de llevar adelante los procesos.

Esta vez se hará un solo contrato para la recolección de residuos y no se contemplará la poda de árboles ni el corte de pasto que estaban dentro de las especificaciones de los anteriores procesos anulados. El monto también ha sido reducido de Bs 2.300 millones a 1.900 millones por ocho años.