Con el objetivo de optimizar recursos y mejorar la seguridad de sus servicios, grandes empresas tecnológicas como Google han decidido implementar políticas más estrictas respecto a las cuentas inactivas

6 de julio de 2024, 9:50 AM
6 de julio de 2024, 9:50 AM

Con el objetivo de optimizar recursos y mejorar la seguridad de sus servicios, grandes empresas tecnológicas como Google han decidido implementar políticas más estrictas respecto a las cuentas inactivas.

A principios de año, Gmail, uno de los servicios de correo electrónico más populares del mundo, comenzó a eliminar cuentas que no se usen con frecuencia, esta medida ya afectó a millones de usuarios. Similar decisión fue adoptada por Hotmail y otros servicios de mensajería instantánea.

En 2023, Google explicó que esta decisión forma parte de una estrategia para evitar el colapso de sus redes y mejorar la seguridad y experiencia del usuario. Las cuentas antiguas que no se utilizan con regularidad son más susceptibles a ser vulnerables a ataques cibernéticos, ya que a menudo carecen de las medidas de seguridad actuales, como la autenticación en dos pasos.

Para muestra un botón. En el estudio “Observatorio de redes sociales", la compañía Cocktail Analysis analizó el panorama español en redes sociales que dieron como resultado que, del total de cuentas, un 40% de éstas no se consideran activas debido al tiempo que llevan sin ser usadas. 

En la era digital, nuestras cuentas en Internet y redes sociales son tesoros de información personal y profesional. ¿Cómo podemos evitar su eliminación?

José Alejandro Rodríguez, docente de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz, asegura que, “aunque parezca obvio, la mejor manera para evitar que una cuenta de correo electrónico, como Gmail, sea eliminada, es importante mantenerla activa”.

Según el docente académico, algunos consejos que la gente puede adoptar para evitar que sus cuentas personales desaparezcan son:

        Accede regularmente a tu cuenta: asegúrate de iniciar sesión en tu cuenta de Gmail de manera periódica. Simplemente entrar y usar tu cuenta puede ser suficiente para evitar que sea marcada como inactiva.

        Realiza copias de seguridad: es fundamental hacer copias de seguridad de tus correos y otros datos importantes. Google ofrece herramientas para descargar y almacenar tus datos localmente, lo que te permitirá tener un respaldo en caso de que tu cuenta sea eliminada.

Por qué debemos evitar que nos eliminen nuestras cuentas personales

Según Rodríguez, evitar la eliminación de nuestras cuentas personales en redes sociales y mensajería instantánea puede ser importante por varias razones:

        Conservación de recuerdos: las redes sociales suelen almacenar fotos, vídeos, mensajes y otras formas de comunicación que tienen valor sentimental. Perder estas cuentas puede significar perder acceso a estos recuerdos.

        Red de contactos: nuestras cuentas personales están conectadas a amigos, familiares, colegas y otros contactos importantes. La eliminación de una cuenta puede dificultar la comunicación y el mantenimiento de estas relaciones.

        Historial de comunicación: en las aplicaciones de mensajería instantánea, los historiales de chat contienen información valiosa, desde detalles personales hasta conversaciones importantes relacionadas con el trabajo o proyectos.

        Identidad digital: las cuentas en redes sociales forman parte de nuestra identidad digital. Mantener estas cuentas ayuda a mantener una presencia en línea coherente y reconocible.

        Acceso a servicios: muchas veces, las cuentas en redes sociales y aplicaciones de mensajería se utilizan para iniciar sesión en otros servicios y aplicaciones. La eliminación de una cuenta puede complicar el acceso a estos servicios.

        Seguridad de datos: aunque parezca contradictorio, mantener las cuentas activas con contraseñas fuertes y medidas de seguridad adecuadas puede ser mejor que eliminar las cuentas y dejar los datos potencialmente vulnerables a hackers que podrían acceder a cuentas inactivas.

        Uso profesional: muchas personas utilizan sus cuentas personales para propósitos profesionales, como la creación de redes, marketing personal y promoción de sus trabajos o negocios. Eliminar estas cuentas puede afectar su presencia profesional en línea.

        Recuperación y uso futuro: puede haber casos en los que se necesite recuperar información o reactivar la cuenta por diversas razones en el futuro. Tener la cuenta aún activa permite esta posibilidad.

Unifranz

Google, por ejemplo, ofrece suscripciones de pago para aquellos usuarios que necesitan más espacio de almacenamiento una vez que alcanzan el límite gratuito

Cambio en el modelo de negocio

Además de la eliminación de cuentas inactivas, Google y otras empresas tecnológicas están ajustando sus modelos de negocio.

Google, por ejemplo, ofrece suscripciones de pago para aquellos usuarios que necesitan más espacio de almacenamiento una vez que alcanzan el límite gratuito. Este cambio busca no solo generar más ingresos, sino también gestionar de manera más eficiente los recursos de almacenamiento.

“Estas empresas están cambiando su modelo de negocio para obtener más ganancias, en el caso de Google, al llegar a un límite de espacio, te ofrece una suscripción para tener más espacio", señala Rodríguez.

Mejoras en la seguridad y experiencia del usuario

La eliminación de cuentas inactivas también se enfoca en mejorar la seguridad y la experiencia del usuario.

Las cuentas que no se usan frecuentemente pueden tener configuraciones de seguridad anticuadas, haciéndolas más propensas a ataques. Al reducir el número de cuentas inactivas, Google puede dedicar más recursos a proteger y optimizar las cuentas activas.

La eliminación de cuentas inactivas por parte de Google y otras grandes empresas es una medida que busca optimizar recursos, mejorar la seguridad y ofrecer una mejor experiencia al usuario.

Para proteger tus cuentas, es esencial mantenerlas activas y realizar copias de seguridad periódicas. Estos cambios en el modelo de negocio también reflejan un esfuerzo por parte de las empresas tecnológicas para gestionar mejor sus recursos y ofrecer servicios más seguros y eficientes.