La bioquímica, campo crucial en la comprensión de la vida a nivel molecular, se revoluciona gracias a los avances tecnológicos, particularmente por el uso de la inteligencia artificial (IA)

12 de marzo de 2024, 8:05 AM
12 de marzo de 2024, 8:05 AM

La bioquímica, campo crucial en la comprensión de la vida a nivel molecular, se revoluciona gracias a los avances tecnológicos, particularmente por el uso de la inteligencia artificial (IA).

Estas herramientas no solo optimizan la búsqueda y gestión de información a nivel mundial, sino que están transformando la manera en que los profesionales de la bioquímica realizan investigaciones y desarrollan productos farmacéuticos.

“Para el área de la Bioquímica y Farmacia, la inteligencia artificial es importantísima ya que está siendo utilizada en la parte farmacéutica, diagnóstica y laboratorial, como una herramienta para que se pueda perfeccionar y mejorar el manejo de resultados o el desarrollo de productos, entre otros”, indica Daniel Pinto, director de la carrera de Bioquímica y Farmacia de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz.

Sin embargo, según Pinto, la incorporación de la inteligencia artificial en el ejercicio bioquímico o farmacéutico demanda, necesariamente, la comprensión a cabalidad de cómo es la arquitectura de la IA y si realmente ésta es complementaria a la especialización, en términos de tiempo o facilitación de los actuales procesos de producción, como sucede con los cosméticos o los alimentos.

“La inteligencia va a poder desarrollar toda la línea de producción, los criterios de control y, obviamente, en la evolución del tiempo, tendremos que ver cómo se irá desarrollando (al menos en el campo farmacéutico)”, sostiene el académico.

Por ejemplo, el uso de chatbots para el manejo de información está permitiendo a los bioquímicos acceder a datos actualizados al instante, gracias a algoritmos de aprendizaje que se retroalimentan continuamente.

Esto significa que, cada vez que un bioquímico realiza una búsqueda a través de un chatbot, está contribuyendo a mejorar y actualizar la información disponible en tiempo real. Esta retroalimentación constante garantiza que los profesionales tengan acceso a la información más reciente y relevante, lo que resulta fundamental en un campo en constante evolución como la bioquímica.

Además, la IA está jugando un papel fundamental en el desarrollo de herramientas y productos farmacéuticos.

Según Pinto, si bien algunos podrían ser detractores de su uso, argumentando que se utilizan de manera inadecuada, es crucial entender y aprovechar el potencial de estas tecnologías.

“Comprender la arquitectura de la inteligencia artificial permite a los profesionales de la bioquímica desarrollar productos farmacéuticos de manera más efectiva y eficiente”, agrega.

Entender la estructura y funcionamiento de los algoritmos de inteligencia artificial no solo mejora la capacidad de utilizar estas herramientas, sino que también permite identificar sus limitaciones y trabajar de manera más efectiva en la optimización de su rendimiento. Esto es especialmente relevante en el desarrollo de productos farmacéuticos, donde la precisión y la eficacia son fundamentales.

Unifranz


Usos de la IA en bioquímica

Pinto explica que, en el campo de la bioquímica, se están utilizando una variedad de aplicaciones de inteligencia artificial (IA) para una amplia gama de propósitos, mismos que incluyen:

Análisis de datos genómicos: las aplicaciones de IA pueden analizar grandes conjuntos de datos genómicos para identificar patrones, variantes genéticas y posibles correlaciones con enfermedades o características biológicas específicas.

Diseño de fármacos: la IA puede ayudar en el diseño y optimización de compuestos farmacéuticos mediante la predicción de la actividad biológica de las moléculas y la identificación de candidatos prometedores para el desarrollo de nuevos medicamentos.

Descubrimiento de biomarcadores: las aplicaciones de IA pueden identificar biomarcadores potenciales asociados con enfermedades específicas, lo que puede ser útil para la detección temprana, diagnóstico y seguimiento de enfermedades.

Modelado molecular: la IA puede ayudar a modelar y simular la estructura y la función de moléculas biológicas, como proteínas, enzimas y ácidos nucleicos, lo que facilita la comprensión de su comportamiento y la predicción de su interacción con otras moléculas.

Diagnóstico médico: las aplicaciones de IA pueden ayudar en el diagnóstico de enfermedades a través del análisis de imágenes médicas, datos clínicos y biomarcadores, proporcionando apoyo a los profesionales de la salud en la toma de decisiones clínicas.

Optimización de ensayos clínicos: la IA puede ayudar en la selección de pacientes para ensayos clínicos, la predicción de resultados y la identificación de posibles efectos adversos, lo que puede mejorar la eficiencia y la seguridad de los ensayos clínicos.

Estas son solo algunas de las aplicaciones de inteligencia artificial que están siendo utilizadas en el campo de la bioquímica.

Unifranz

 Además, la IA está jugando un papel fundamental en el desarrollo de herramientas y productos farmacéuticos

“Con el continuo avance de la tecnología, es probable que veamos un aumento en el desarrollo y la adopción de nuevas herramientas y aplicaciones de IA para abordar los desafíos y oportunidades en la investigación y el desarrollo biomédico”, puntualiza Pinto.

Finalmente, el uso de la inteligencia artificial en el campo de la bioquímica es proporcionando a los profesionales acceso a información actualizada y mejorando el desarrollo de productos farmacéuticos. Comprender y aprovechar estas tecnologías es esencial para impulsar la investigación y la innovación en este campo crucial para la salud y el bienestar humano.