La psicología familiar es la rama de la psicología que estudia e interviene en los problemas que afectan a la unidad familiar y a las relaciones entre sus integrantes

5 de abril de 2024, 9:34 AM
5 de abril de 2024, 9:34 AM

Las dinámicas e interacciones propias de las familias generan alegrías, realizaciones y éxitos, pero también problemas, fracasos y preocupaciones. Su estudio y abordaje es realizado por profesionales de la psicología familiar, una disciplina multifacética que se orienta en comprender y mejorar las relaciones familiares. 

“Su enfoque está en las relaciones familiares que tienen impacto significativo en la salud mental y el bienestar de sus miembros; es decir, la familia sana y la familia enferma a sus miembros por las interrelaciones que existen a nivel conyugal, parental o fraterno filial”, asegura James Robles, director de la carrera de Psicología de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz.

La psicología familiar es la rama de la psicología que estudia e interviene en los problemas que afectan a la unidad familiar y a las relaciones entre sus miembros. Su objeto de estudio son los patrones de comportamiento y comunicación entre ellos.

¿Qué es la familia?

La familia es un concepto que abarca una variedad de estructuras y dinámicas, capaces de adaptarse a las diferentes realidades sociales, culturales y personales.

Se trata de un espacio de amor, solidaridad y pertenencia, donde se cultivan relaciones significativas y se construyen vínculos afectivos que perduran a lo largo del tiempo. 

“(…) Es el sistema primario por excelencia, el más poderoso al que pertenece un individuo. La vida en familia proporciona el medio más adecuado para la crianza de los hijos, en condiciones adecuadas satisface las necesidades biológicas y psicológicas de los niños y representa la influencia más temprana y duradera en su proceso de socialización”, dice Juan Manuel Sauceda García, especialista en psiquiatría infantil y adolescente de Coyoacán, México, a propósito de la familia.

Además de esas funciones básicas, la familia desempeña un papel crucial en la socialización de sus miembros, transmitiendo valores, normas y tradiciones culturales, así como proporcionar apoyo emocional, afectivo y material, contribuyendo al desarrollo integral de cada individuo.

Los profesionales especializados en la terapia familiar se centran, precisamente, en comprender las interrelaciones que hay en los patrones de comunicación. La familia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los individuos y fortalecer los lazos familiares y el sistema familiar creado y de origen.

La psicología familiar experimentó considerables avances a lo largo de los años.

Según Robles, dentro del enfoque sistémico familiar existen al menos siete escuelas que trabajan de alguna manera contribuyendo con su propia guía. Por ejemplo, hay terapias centradas en soluciones y otras, en la narrativa familiar.

“Esto también ha hecho que se reconozca la importancia de la diversidad cultural, la inclusión de la práctica en la psicología familiar y también en las redes de apoyo del sistema familiar, o sea que no solamente se aborda la terapia dentro del sistema familiar, sino la familia o los miembros del sistema familiar y cómo se interconectan con otros sistemas como la salud o la escuela”, dice.

Unifranz

La psicología familiar experimentó considerables avances a lo largo de los años

Terapia familiar

La terapia familiar es un enfoque psicoterapéutico que involucra a todos los miembros de la familia en el tratamiento, es decir que se puede iniciar abordando a nivel parental (con los papás), a nivel familiar (con todo el sistema familiar) y a nivel individual, porque hay ciertas dificultades que se necesitan trabajar de esa manera.

El terapeuta trabaja en la identificación de los problemas a nivel interrelacional o los conflictos dentro de la dinámica de la estructura familiar que es fluctuante, no se mantiene en el tiempo; por lo tanto, permite cierto equilibrio dentro del sistema y su interrelación hacia afuera con los otros sistemas o suprasistemas.

Robles explica que la psicología familiar es una herramienta indispensable en el cuidado de la salud mental y el bienestar de los individuos, reconociendo que las dinámicas familiares ejercen un impacto profundo en el desarrollo personal y emocional de cada miembro.

En este contexto, los psicólogos familiares se dedican a comprender y abordar los desafíos y patrones de comunicación presentes, precisamente, en ese tipo de relaciones.

El núcleo familiar, entendido como el primer entorno social en el que se desenvuelven los individuos, juega un papel crucial en la formación de la identidad, las habilidades sociales y el manejo emocional. Es por ello que una familia sana contribuye significativamente al bienestar de sus miembros, mientras que una dinámica disfuncional puede generar conflictos y afectar negativamente la salud mental.

La terapia familiar reconoce la importancia de abordar los problemas desde una perspectiva sistémica, involucrando a todos los miembros de la familia en el proceso de tratamiento.

Desde esta óptica, se comprende que las dificultades individuales están estrechamente ligadas a las dinámicas y relaciones familiares. De ahí que los terapeutas familiares, expertos en el análisis de los patrones de comunicación y las interrelaciones dentro del sistema familiar, promueven un espacio seguro donde se pueden abordar tanto las dificultades individuales como los conflictos interpersonales. 

Robles puntualiza que la terapia familiar no solo se limita a intervenir en crisis o conflictos evidentes, sino que también puede ser beneficiosa como herramienta preventiva para mejorar la calidad de vida de la familia en su conjunto.

“Al fortalecer las relaciones y promover una comunicación saludable, se crea un entorno propicio para el crecimiento personal y el desarrollo emocional de cada miembro”, manifiesta.

La psicología familiar y la terapia familiar se erigen como pilares fundamentales en la promoción del bienestar integral, reconociendo el poder transformador que tienen las relaciones familiares en la salud mental y emocional de los individuos.

La temática será ampliamente expuesta el 18, 19 y 20 de abril en el “Congreso Internacional de Terapia Familiar: el Legado de la Terapia Sistémica”, organizado por la Red Europea y Latinoamericana de Escuelas Sistémicas (Relates) y Unifranz, entre otras instituciones, con el objetivo de propagar el modelo y sumar profesionales que realicen investigación y difundan la práctica para contribuir al bienestar común.