Ser niño es experimentar el mundo con ojos de asombro, sumergirse en un constante viaje de aprendizaje y crecimiento, y estar rodeado de amor y cuidado

12 de abril de 2024, 9:39 AM
12 de abril de 2024, 9:39 AM

Ser niño es experimentar el mundo con ojos de asombro, sumergirse en un constante viaje de aprendizaje y crecimiento, y estar rodeado de amor y cuidado.

¿Utópica e idílica la definición? Probablemente sí. Sin embargo, no ignora los desafíos que enfrentan los niños en la actualidad, moldeados por el contexto geográfico, socioeconómico y cultural en el que se encuentran inmersos.

La construcción social de la infancia varía significativamente de un lugar a otro. Ser niño en un país latinoamericano no es lo mismo que ser niño en un país europeo. Estas diferencias contextuales plantean una serie de desafíos únicos para la niñez, que van desde la satisfacción de necesidades básicas como la alimentación, la salud y la educación, hasta la exposición a las redes sociales y su influencia en el desarrollo emocional y social de ellos.

Hoy, en un mundo donde la tecnología y las redes sociales están omnipresentes, los niños se enfrentan a una avalancha de contenido, algunos de los cuales pueden ser inapropiados para su edad y desarrollo. Esta exposición temprana a contenido no adecuado puede tener consecuencias graves, incluida una disminución en la empatía y las habilidades sociales, así como la creación de una mentalidad materialista.

En este contexto, el Día del Niño, que en Bolivia se celebra cada 12 de abril, adquiere una relevancia aún mayor, porque es una oportunidad para reflexionar sobre la importancia de proteger y apoyar a los niños en todas partes del mundo, indica Iblin Morales, docente de la carrera de Psicología de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz.

“También, es una buena ocasión para recordar sobre sus derechos y sensibilizar sobre la importancia de trabajar por su bienestar y desarrollo, así como para reconocer su papel fundamental en la sociedad. Esta celebración busca destacar la situación de los niños y niñas más desfavorecidos”, asegura.

Adicionalmente, sirve como un recordatorio de aquellos niños y niñas que enfrentan desventajas significativas en sus vidas, ya sea debido a la pobreza, la violencia o la discriminación.

“Es una llamada de atención para trabajar en conjunto en la creación de entornos seguros y acogedores donde todos los niños puedan prosperar y alcanzar su máximo potencial”, sostiene la psicóloga.

Para Miguel Ángel López Nogales, abogado y docente de la carrera de Derecho de Unifranz, celebrar un día dedicado a ellos, tiene implicaciones fundamentales, porque:

        Todos los niños requieren amor, comprensión, atención y cuidado dentro de una familia.

        Cada niño o niña merece una vida digna y que se garantice el principio de interés superior de la niñez ante cualquier situación.

        Los niños son seres humanos con derechos al igual que cualquier persona adulta.

        Son parte importante de todas las familias y, sobre todo, de la sociedad.

“Los niños son personas llenas de ilusiones, considerados como sujetos de derechos que deben ser protegidos por su familia, la sociedad y el Estado, los cuales deben garantizar su desarrollo integral y una vida digna”, indica.

unifranz


¿Sus derechos están protegidos?

Desde la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, existen avances significativos en la protección de los derechos infantiles. Muchos países, entre ellos Bolivia, adoptaron leyes y políticas públicas para garantizar su acceso a la educación, atención médica, protección contra la explotación y su participación activa en la sociedad. 

A pesar de los avances, según Morales, persisten desafíos, porque algunos niños aún enfrentan la pobreza extrema, la violencia, la discriminación y la falta de acceso a servicios básicos. “La implementación efectiva de los derechos del niño a menudo se ve obstaculizada por la falta de recursos, la corrupción y la falta de conciencia pública”.

En la misma línea, Miguel Ángel López explica que todo el cuerpo normativo nacional e internacional queda en una simple declaración, por la transgresión diaria de sus derechos.

“La gran mayoría de sus derechos son vulnerados por el Estado, la sociedad y la familia, quedando estas normas jurídicas como una simple enunciación. Basta con observar a los niños en situación de calle, los niños trabajadores, los cuales al parecer no gozan de derechos ante las constantes omisiones por parte de las instituciones estatales y también de los particulares, los cuales poco o nada hacen por ellos”, reflexiona el jurista.

En tanto, Jacqueline Llanos, jefa de la Unidad de la Niñez del Defensor del Pueblo indica que la sociedad avanzó considerablemente en la protección y garantía de los derechos de los niños, pero que existen desafíos por superar, ya que el adultocentrismo persiste.

“Es necesario asegurar la implementación efectiva de las leyes y políticas para proteger a los niños, niñas y adolescentes y promover una cultura de respeto y cumplimiento de sus derechos en todos los ámbitos”, señala la experta.

¿Cómo proteger a los niños? López enumera cuatro acciones: formar en base al respeto de los derechos humanos y la cultura de paz, garantizar el ejercicio de sus derechos mediante políticas públicas, capacitar a padres, profesores, personal administrativo y a los mismos niños sobre sus derechos y fomentar la autoestima.

“Los niños con autoestima se sienten bien con ellos mismos, demuestran la confianza necesaria para hacer su mejor esfuerzo al probar cosas nuevas. Se sienten orgullosos de lo que son capaces de hacer. También ayuda a que los niños acepten sus errores”, agrega el abogado.

unifranz

La gran mayoría de sus derechos son vulnerados por el Estado, la sociedad y la familia, quedando estas normas jurídicas como una simple enunciación

Desarrollo integral

Para que los niños crezcan y se desarrollen adecuadamente desde sus primeros años, es vital que la sociedad asuma responsabilidad en su cuidado.

“Debemos trabajar juntos para garantizar que tengan un buen comienzo en la vida y accedan a sus derechos fundamentales. La familia tiene un papel vital en el desarrollo de las niñas y niños. Al proporcionar amor, apoyo, límites y oportunidades, se crea un entorno propicio para su crecimiento integral”, dice por su parte Morales.

Para que los niños vivan una infancia plena y feliz, según Llanos, se debe:

        Garantizar un entorno seguro y afectuoso.

        Brindar acceso a una educación y salud de calidad.

        Promover el juego y la creatividad.

        Escuchar y respetar sus opiniones y necesidades.

        Fomentar el amor, apoyo emocional y tiempo de calidad en familia.