Escucha esta nota aquí

La Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem), a través de un comunicado, informó de que se revisará la documentación de la compra de test de Covid-19 por lo que queda paralizado este proceso de compra. Esta decisión se difunde un día después de conocerse las denuncias de compra de estos insumos a la empresa china, Lasa Holdings,  a un precio mayor (Bs 47,3 millones) al que ofertó la empresa uruguaya, ATGen (Bs 22,8 millones).  

La denuncia sobre este proceso de compra de 672.000 test PCR de diagnóstico de coronavirus la realizó el presidente de la Cámara Uruguaya de Comercio en Bolivia, Óscar Toledo, quien resaltó que no se justifica la diferencia de más de Bs 20 millones.

Al respecto, en el comunicado difundido hoy y firmado por la ministra de Salud, Eidy Roca, se detalla: "La Aisem me ha transmitido su decisión de dejar en suspenso temporalmente la compra de reactivos para realizar una evaluación detallada de toda la documentación correspondiente".

Esta decisión resulta sorpresiva toda vez que un día antes la misma repartición estatal enfatizó que no se compró los insumos a la empresa uruguaya porque esta no cumplía con las exigencias técnicas. 

En parte de la nueva misiva se agrega que la suspensión tiene como objetivo "determinar si efectivamente hubo alguna irregularidad o si la denuncia carece de fundamento, en cuyo caso nos reservamos el derecho de iniciar un proceso contra la empresa denunciante por haber faltado a la verdad". 

Además se aclara que este proceso es supervisado por el Viceministerio de Transparencia dependiente del Ministerio de Justicia y debido a que no concluyó aún se pueden hacer observaciones.