Escucha esta nota aquí

Once personas, miembros de una familia, fueron puestas en aislamiento domiciliario al ser consideradas sospechosas de tener coronavirus, porque una de ellas presentó síntomas de la enfermedad. Se sabe que la familia estuvo de viaje por Cochabamba, donde aparentemente estuvo en contacto con una persona que había llegado del exterior.

El alcalde de Roboré, Iván Quezada, confirmó la información, indicando que se están tomando todas las previsiones del caso y que el director hospital Germán Vaca Díez, Juan Padilla, está haciendo seguimiento médico para que se cumplan las medidas de aislamiento que recomienda la OMS.

“En este momento nos encontramos en reunión con todas las autoridades para activar el COEN y coordinar todas las acciones se van a llevar a partir de este momento. Quiero comunicar a la población de Roboré que ya tenemos casos sospechosos. Son once personas que están aisladas en un domicilio, las cuales son sometidas a las pruebas”, informó el director del hospital.

El alcalde agregó que, si bien la población cumple estrictamente la cuarentena, se endurecerá el control, evitando el ingreso de personas a esa localidad.

El caso ya  es de conocimiento de las autoridades sanitarias regionales. El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, indicó que una comisión del Servicio Departamental de Salud (Sedes) se está trasladando al lugar para hacer la investigación respectiva. Se harán las pruebas de laboratorio para confirmar o descartar coronavirus.

Comentarios