Escucha esta nota aquí

El alcalde de Cobija, Luis Gatty Ribeiro se vio obligado a buscar refugio, luego de que su domicilio fuera violentado por un grupo manifestantes, que protestaban por los por los resultados parciales de las elecciones generales.

Similar suerte corrió el gobernador de Pando, Luis Adolfo Flores, que se encuentra hospitalizado, después de que atacaran su casa.

Según el reporte del corresponsal en Cobija, Hugo Mopi, cerca de 150 personas llegaron la noche de este lunes al hogar de Gatty Ribeiro para exigirle que salga. La Policía finalmente logró poner a buen recaudo al alcalde masista, que en estos momentos ha retornado a su despacho.

Por su parte, el gobernador pandino, que sufre de diabetes y de hipertensión, tuvo que huir por la puerta de atrás y refugiarse en la casa de un vecino. Luego fue trasladado a un hospital local.

La noche del lunes, Flores llamó a la calma a los manifestantes que fueron a su domicilio, luego tuvo que salir.

Durante esas horas, parte de las instalaciones del Tribunal Electoral Departamental de Pando fueron quemadas. Los manifestantes incendiaron una camioneta y se robaron computadoras. Los responsables del ente electivo se encuentran reunidas evaluando los daños económicos en su sede.