El Deber

Usted Elige

Aparicio dice que personas que defendieron informe publicado en el Washington Post hicieron el "ridículo"

El diplomático designado como agente ante la corte internacional

Leyla Mendieta 9/3/2020 11:19

Escucha esta nota aquí

El diplomático y agente ante la Corte Internacional, Jaime Aparicio, indicó que el informe publicado en el Washington Post, en el que se ponía en duda el fraude electoral en Bolivia, fue "político y muy mal hecho", por lo que las "personalidades que lo defendieron quedaron en ridículo". 

 "Los que apoyaron este informe cometieron una falsedad que los desprestigia pública y profesionalmente. Han quedado muy mal los presidentes y los expresidentes que se prestaron a esta farsa. Como Zapatero o García Linera. Quedaron muy mal los que se prestaron a esta farsa. Yo creo que quedaron bastante en ridículo", manifestó Aparicio.

Aclara que la historia de este documento comienza mucho antes de hacerse público, pues a fines del 2019, en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) la embajadora de México intentó presentar un informe realizado por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), pero fue rechazado por los países miembros . "No fue siquiera considerado porque no tenía ningún valor, ninguna seriedad", insistió el diplomático a tiempo de agregar que en esa misma sesión, con una resolución, se felicitó al informe de la OEA. 

A finales de 2019, la OEA emitió los resultados de una auditoría en el que, de forma técnica, se comprueba que hubo fraude. El mismo día que se hizo público el documento, el entonces presidente del Estado Evo Morales anuló las elecciones y dijo que se repetirían; sin embargo, por la presión social, el mandatario terminó renunciando al cargo. 

Días atrás se hizo público el informe publicado en el Washington Post, que ponía en dudas el fraude y inicialmente este informe se atribuyó al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Aunque luego esta institución aclaró que no hizo el informe. 

Al respecto, Aparicio indicó que la gente que conoce de temas técnicos y electorales lo primero que descubrió fue que era prácticamente una copia del informe presentado el año pasado en la sesión de la OEA. 

Ante ello, indicó que se solicitó un informe al MIT para saber quién realmente era el autor. "Nos respondieron con claridad. Ese informe no era de ellos y que fue hecho por dos técnicos", aseguró. 

Añadió que el informe fue hecho por una organización no gubernamental política llamada CETC, que anteriormente había hecho lobby para Nicolás Maduro y otros gobiernos de izquierda. Calificó la difusión de este informe como una estrategia de confusión.



Comentarios