Escucha esta nota aquí

Sin duda que no estaba en los planes de muchos realizar entrenamientos en casa, pero no quedó otra alternativa que adaptarse a las condiciones que obligó la pandemia por el coronavirus. No obstante, ha sido una gran oportunidad para diversificar el entrenamiento en el hogar, puesto que ha obligado a innovar y explorar nuevos horizontes.

Lorena Paravicini, entrenadora y competidora explica que la sesión fitness en casa está mucho más afianzada de lo que estaba al principio de año o de la misma pandemia. En ese contexto, sostiene que la actividad física, a nivel general y mundial, son los ejercicios cardiovasculares y funcionales que se los trabaja en casa y con el peso corporal, o con la ayuda de algún peso extra. Esto está muy marcado este año y continuará por el resto del 2020.

A esto se suma el entrenamiento de yoga de forma online, que se ha incrementado durante la cuarentena, agrega Paravicini. De hecho, el sitio www.msn.com señala que el Yoga Hit es una de las tendencias de este año dentro del área fitness. Se trata de la combinación entre dos disciplinas populares, yoga y los Hit (High Intensity Interval Training). Esta ha sido la solución de muchas personas que no cuentan con mucho tiempo libre para realizar sesiones largas de entrenamiento. 


Se trata de una modalidad híbrida que se basa en lo mejor de ambos mundos, la alta demanda física de los Hit con los movimientos dinámicos característicos del Yoga. Esta es una combinación que le permitirá quemar calorías mientras alargas y estiras tus músculos.

Paravicini, que cuenta con más de 9.000 seguidores en su Instagram, imparte clases en línea de ejercicios funcionales y trata de sustituir algunos aparatos del gimnasio con cosas que cada una de las alumnas tenga en su hogar. "Combinamos ejercicios funcionales con ejercicios de fuerza", afirma.

Aparte de las ligas, ella le saca provecho a la silla, botellas con agua, pelotas y escalera, entre otras cosas y objetos. Básicamente estos elementos permiten realizar varios ejercicios dentro de casa. No obstante, lo ideal es que cada persona busque el tipo de actividad física o rutina con la cual se siente cómoda para realizarla con gusto y ver resultados según el objetivo que busca. Hay personas que les apasiona practicar yoga y otras prefieren zumba o aeróbicos. Yoga es una disciplina que trabaja bastante la elasticidad y relajación del cuerpo y la zumba se caracteriza por ejercicios cardiovasculares cargados de intensidad.


Lorena Paravicini lleva ocho años como profesora y es fanática del entrenamiento con aparatos, y por eso está feliz con la reapertura de los gimnasios. Cada día hace dos periodos de ejercicios cardiovasculares, divididos en 40 minutos cada uno, y luego se dedica al entrenamiento con aparatos por poco más de una hora. Actualmente imparte clases de ejercicios funcionales y de fuerza vía online y también es instructora en un gimnasio.