Escucha esta nota aquí

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó este domingo que aspira a llegar "lo antes posible" a un acuerdo para refinanciar un crédito por 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya misión llegará el martes a Buenos Aires.

"He tenido muchas conversaciones en este tiempo con (la titular del FMI) Kristalina Georgieva y tengo la impresión de que ella ve mejor que nadie las dificultades que hay en la Argentina", declaró Fernández al diario Clarín.

El presidente peronista estimó que un acuerdo con el organismo multilateral "es básicamente necesario para darle previsibilidad a la economía".

Un entendimiento "despeja muchas dudas, que yo no las tengo pero que algunos sectores de la economía la tienen", indicó.

"Lo que más aspiro es que sigamos trabajando tan bien como hasta ahora, que podamos encontrar respuestas rápidas a las inquietudes que tienen (en el FMI) y que podamos alcanzar un acuerdo, un programa lo antes posible", destacó Fernández.

Argentina viene de cerrar la reestructuración de unos 66.000 millones de dólares de deuda emitida bajo legislación extranjera y 41.000 millones bajo legislación local, con pagos que comenzarán el año próximo. 

Tras esa reestrcuturación, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que el paso siguiente será lograr un acuerdo con el FMI para un nuevo programa crediticio, que pretende sea sin pagos hasta 2024.

Durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), Argentina recibió 44.000 millones de dólares de un acuerdo stand-by firmado en 2018 con el FMI por 57.000 millones de dólares. Al asumir Fernández, renunció a los tramos faltantes del crédito que el país debe comenzar a reintegrar el año próximo.

Este martes, está prevista la llegada a Buenos Aires de una misión integrada por la directora adjunta del departamento hemisferio Occidental, Julie Kozack, el jefe de misión para Argentina, Luis Cubeddu, y el representante residente del FMI en Argentina, Trevor Alleyn.

Argentina atraviesa una difícil situación social y económica tras dos años de recesión agravados por la pandemia y el confinamiento desde el 20 de marzo. 

La actividad cayó 12,6% en los primeros siete meses del año, la pobreza alcanzó al 40% de los argentinos y el desempleo a 13,1%. El FMI prevé para Argentina una caída de 9,9% en 2020.

El presidente sostuvo que la economía argentina "ya está dando señales de mejoras" aunque advirtió que recibió un país "en terapia intensiva y que se contagió del coronavirus (por lo que) todo fue mucho más difícil".

La deuda pública argentina asciende a un total de 324.000 millones de dólares, casi 90% del Producto Interno Bruto.