Escucha esta nota aquí

El café es una de esas bebidas que puedes disfrutar en cualquier ocasión sin importar la estación del año. Las técnicas de elaboración han evolucionado tanto en los últimos años que prepararlos desde casa ya no es lujo, sino una opción más.

En los días fríos de invierno un capuchino caliente puede ser tu mejor aliado, pero si quieres ir más allá y experimentar algo diferente, te dejamos otra opción, esta vez fría. Ambas recetas son fáciles de preparar y puedes hacerlas con cosas que tienes en la casa. Sin máquinas, trucos extraños ni ingredientes exóticos, anímate a prepararlas y sorprende a tus seres queridos con estas deliciosas opciones.

Capuchino casero

INGREDIENTES
• 1 taza de café expreso endulzado
• 1 taza de leche entera
• cacao o canela para decorar

PREPARACIÓN
Calentar la leche hasta justo antes de que rompa hervir, la leche necesita estar caliente para crear espuma. Una vez caliente se pueden usar diferentes técnicas para espumarla. Colocar la leche en un bote con tapa o en un recipiente hermético. Tapar bien y agitar con fuerza durante 30 segundos a un minuto hasta que la leche espume y aumente su volumen. Un recurso más rápido es usar la batidora durante 1 minuto hasta que la espuma suba. Inmediatamente después poner la leche ya batida en el microondas por unos 30 segundos y así la espuma se compactará. Para servir, colocar primero la espuma en la taza e ir vertiendo el café azucarado por un costado de la taza con cuidado. De esta forma el café se va abajo y la espuma queda arriba. Decorar espolvoreando cacao en polvo y servir al momento, muy caliente.
Nota: Usar leche entera permitirá que esta espume lo suficiente para preparar la receta.


Dalgona coffee

INGREDIENTES
•4 cucharadas de Café soluble
•4 cucharadas de Azúcar
•4 cucharadas de agua caliente
•400 ml de leche

PREPARACIÓN
En el vaso de la batidora introducir el café soluble, azúcar y agua caliente. Batir durante un minuto o hasta que espese como una crema de café. También se puede batir la mezcla de café, azúcar y agua manualmente. Puede que demore un poco más, pero quedará igual de buena. Por último, hay que montar el café Dalgona o Dalgona coffee. Llenar dos vasos con hielo y leche, coronar con la crema de café y servir inmediatamente.

TIP: Esta receta es un buen sustituto del clásico café con hielo. Se recomienda mezclar la crema de café con la leche, removiendo todo antes de degustar, así lo sabores se mezclarán y el café queda repartido por toda la bebida.

Comentarios