Escucha esta nota aquí

En las últimas horas se conoció que el gobierno boliviano envió una carta al Comité de Representantes de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) para presentar oficialmente la postulación de la actual canciller Karen Longaric al cargo de Secretaria General del Organismo internacional. En su último Tuit la canciller refleja sus intenciones diplomáticas: “Mi candidatura propone la integración y el comercio como camino del desarrollo en la región. Agradezco el apoyo y las valiosas gestiones de la Presidenta”.  En un breve cuestionario nos respondió lo siguiente:

 ¿Cómo se siente tras la postulación y cómo surgió esta nueva propuesta?

Me siento muy honrada que la Presidenta Jeanine Añez haya presentado mi candidatura como Secretaria General de la Aladi.

La gestión del actual Secretario General concluye a finales de agosto, y debe realizarse una elección. Dado mi perfil profesional y mi experiencia en el área de la integración, la presidenta y el gobierno vieron que esta es una oportunidad para postular a una candidata boliviana al cargo.

La posesión sería en septiembre y como es lógico debiera renunciar a la cancillería. ¿Ve que tiene la oportunidad de aportar al país de otra forma?, ¿Cuáles serían sus mayores aspiraciones en Aladi?

Mi compromiso con Bolivia y con su democracia es inquebrantable. En caso de que fuera elegida Secretaria General, obviamente no continuaría al frente de la Cancillería, pero continuaría trabajando por el bien del país. Creo que, desde la Aladi, puedo apoyar de una manera efectiva y eficiente al desarrollo de Bolivia y de todos los países miembros de la Asociación. En el contexto de la pandemia, el comercio intrarregional y extra regional pueden jugar un rol importantísimo en la recuperación económica. En ese sentido, la Aladi tiene el potencial de fortalecer los lazos comerciales y de inversiones entre los países de la región, a través de la digitalización y de la liberalización del comercio internacional.

La Aladi es un organismo muy importante y tiene la ventaja de su ámbito espacial: es el mecanismo de integración económica más amplio del hemisferio – con 13 miembros, muchos de ellos miembros de la CAN, Mercosur y Alianza del Pacífico.

Pero también, la Aaladi ha sido relegada a un segundo plano en aspectos de integración, por la propia voluntad política de los países miembros, que se han decantado por otros mecanismos. Uno de los mayores retos es revitalizar esta institución y convertirla en un mecanismo moderno y eficiente, que cumpla con sus objetivos, entre ellos el de asegurar la prosperidad de sus ciudadanos a través de la integración económica y comercial.

¿Qué representará para Bolivia, y para usted particularmente, en caso de ser elegida Secretaria General tras el fin del gobierno actual?

Si fuera elegida, yo sería la primera boliviana en ser Secretaria General de la Aladi, y también sería la primera mujer en ocupar el cargo. Desde una perspectiva de Estado, creo que es importante que el gobierno impulse la candidatura de profesionales bolivianos a altos cargos en organismos internacionales. Esto debe ser parte de la política exterior de un país, ya que puede fortalecer el liderazgo de Bolivia en el concierto internacional, siempre y cuando las personas apoyadas por el gobierno tengan el perfil profesional y académico adecuado.