Escucha esta nota aquí

Onco Service, un moderno centro que aplica procedimientos avanzados contra el cáncer desde hace un año en La Paz, abrió ayer la posibilidad de brindar sus servicios a pacientes de Santa Cruz y de otras partes de Bolivia, con una atención preferente y de ‘primer mundo’ que resultaría más económica que en otros países.

A decir de Gonzalo Soliz, gerente general, el diagnóstico y el tratamiento en Onco Service puede representar un 30% o un 40% menos que un tratamiento similar en el exterior, sin contar el pacto que la institución ha firmado con la aerolínea Boliviana de Aviación (BoA), para transportar a pacientes desde cualquier punto del país con tarifas preferenciales y estadías solidarias en la sede de Gobierno.

“La política de la institución es llevar a todos los bolivianos que lo requieran a un tratamiento que, fuera del país, es caro. Por ejemplo, si en Argentina o Chile cobran $us 9.000 por una intervención, sin contar el alto costo de vida, nosotros cobramos $us 5.000. Asimismo, hacemos que el enfermo y su acompañante sean transportados, vía BoA, por Bs 100 (por persona) a La Paz. Si no tiene parientes, le buscamos un alojamiento económico”, explicó Soliz.

El gerente agregó que se puede hacer excepciones en el cobro de un tratamiento, principalmente cuando se trate de niños. “Todos debemos tener una oportunidad en la vida, y si tenemos que bajar los costos, lo hacemos”, aseguró.

Equipos de alta gama

Onco Service respalda su trabajo en capital humano: 35 profesionales entre físicos, fisicoquímicos, radioterapeutas, enfermeros, tecnólogos y personal administrativo, que se valen de cuatro dispositivos de última generación, según Lijia Avilés, jefa del departamento de Radioterapia de la clínica.

Se trata del acelerador lineal Sinergy Agility, el primero de sus características en Bolivia, al mismo nivel de los que usan clínicas de EEUU, Europa y países de Latinoamérica, aseguró Avilés.

Está el ciclotrón, que sintetiza un radiofármaco, que se inyecta en las venas y penetra en las células malas para detectarlas. Luego tiene una PET scan que muestra con precisión las células malignas. Además, cuenta con un equipo de braquiterapia 3D, que accede a tumores avanzados.

“Con estas máquinas se puede hacer un diagnóstico y tratamiento de primer mundo. Queremos que estas técnicas de avanzada contra el cáncer no solo sean para La Paz, sino para pacientes de todo el país”, subrayó Avilés.