Escucha esta nota aquí

Después de 21 años de celebraciones continuas en el estadio Ramón ‘Tahuichi’ Aguilera, de Santa Cruz, la Iglesia católica realizó la celebración de Corpus Christi, desde la catedral de Santa Cruz. La misa fue transmitida por radio, televisión y plataformas digitales debido a la pandemia que golpea al país y al mundo.

Una vez concluida la misa, monseñor Sergio Gualberti, junto a los obispos recorrió las calles de la capital cruceña con el Santísimo y bendijo los hogares hasta llegar al altar papal, ubicado en la plaza Las Banderas, frente al monumento al Cristo Redentor.

La caravana, a la cabeza de Gualberti, también pasó por los hospitales situados en el centro de la capital cruceña para luego concentrarse en el atrio de la catedral, al frente de la plaza 24 de Septiembre.

“En este tiempo en que la vida es amenazada gravemente por la pandemia que está sembrando muerte en todos los países, sentimos la urgencia de contar con Cristo, pan  para la vida del mundo y de redescubrir el don precioso de la vida humana”, dijo Gualberti en una parte de la homilía.

También resaltó la importancia de ser solidarios con el más necesitado. “A nuestro lado no faltan enfermos, pobres, ancianos solos, niños abandonados, hermanos marginados y obreros sin trabajo que ya no pueden llevar al hogar el pan de cada día”, debido a la crisis por el Covid-19, por lo que es necesario ser caritativos y dar testimonio de vida, agregó.

Así fue la misa: