Escucha esta nota aquí

Tal como estaba previsto, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, recibió este sábado 16 respiradores, en calidad de préstamo, de parte de la Universidad de Aquino de Bolivia (Udabol), los mismos que fueron instalados junto a otros cinco de los que dispone la Gobernación en uno de los domos del hospital Japonés. 

Adicionalmente a estos equipos, Costas informó que los 20 ventiladores de alta gama para la sala de Covid-19 del San Juan de Dios ya están en funcionamiento, por lo que Santa Cruz dispone de 41 nuevos equipos de terapia intensiva para pacientes con coronavirus, lo que permitirá dar “un respiro” a la saturación del sistema de salud mientras llegan los equipos comprometidos por el Gobierno nacional.

La autoridad departamental recibió el aporte de la Udabol de manos de su presidente, Martín Dockweiler, en un acto que se realizó en los nuevos hospitales móviles, donde la Gobernación pretende instalar 78 camas de terapia intensiva; 30 en un domo y 48, en el otro. Los respiradores prestados permitirán habilitar el de 30 camas. 

“Este domo ya está listo hace una semana, como pueden ver, tiene todas las condiciones sanitarias; las instalaciones para gas medicinal y otras medidas necesarias para servicios de terapia intensiva(…). Conseguiremos los respiradores que faltan, pero la parte médica y el Sedes verá si, con estos 16 y cinco más que tenemos, podemos habilitar este domo y trabajaremos en el otro. Ya eso nos da un respiro, nos da también una expectativa porque la sala del San Juan de Dios ya empezó a funcionar con 20 unidades de terapia intensiva, mientras que las 14 del hospital de Montero se están habilitando. Con esto podemos dar un respiro ante el colapso que ha tenido todo el servicio médico: público, privado y de la seguridad social”, expresó Costas.

Estas unidades se sumarán a las 35 camas de terapia intensiva con las que el sistema público venía dando asistencia a los pacientes críticos de coronavirus.

En el acto de recepción de los equipos, Costas agradeció el gesto desprendido que tuvo el presidente de la corporación Aquino de Bolivia de ceder temporalmente, sin costo, los respiradores que son para el hospital de la Udabol. “Le dijimos si los podía prestar y él (Dockweiler), sin costo alguno, no está proporcionando los 16 respiradores. Estamos muy agradecido con Martín y vamos a seguir trabajando a la espera de que lleguen los otros respiradores que se ha comprometido el Ministerio de Salud”, remarcó la autoridad.

Por su parte, Dockweiler manifestó que es necesario unir fuerzas entre instituciones públicas y privadas para poder derrotar el coronavirus.