Escucha esta nota aquí

Fuera de las tradiciones que todos conocemos, existen ciertos comportamientos que son frecuentes entre los bolivianos, te contamos algunos de ellos.

PEDIR YAPA
A cualquier persona le gusta obtener más de lo que esperaba y, además del arte del regateo -en el que los bolivianos somos expertos-, es común pedir siempre una ‘yapa’, sobre todo cuando se trata de comida. Esta palabra significa pedir un poco más de algo.

COMER PESADO EN EL DESAYUNO
Este punto tiene que ver con el anterior. Para los bolivianos no hay nada mejor que unos calditos, una patasca o un fricasé para revivir después de una noche de fiesta. Aunque también existe un plato muy famoso que muchos bolivianos consumen de desayuno o media mañana, no tiene nombre, pero seguro lo conoces, pues consta de papa, huevo, fideo y chuño.

CHUPAR HUESOS DE LA SOPA
Una de las cosas que ayuda a dar sabor a las sopas, son los huesos. Ya sean presas de pollo enteras, costillas de res o cerdo; es normal encontrarlos en las sopas e intentar comerlos. Y, aunque algunas personas lo encuentren desagradable, cuando se come en una pensión o en un mercado, es frecuente ver a alguien chupando los huesos de su comida con las manos.

PONERLE LLAJUA A TODO
Es un hecho que a casi todos los bolivianos nos encanta la llajua; de hecho, algunos llevan este desenfrenado amor por el picante un paso más allá. Y es que esta salsa picante de origen boliviano combina con todo: carne de res, de pollo, panes, guisos o ensaladas; En fin, con todo. ¿churrasquito con los amigos? Llajua, ¿Qué tal una patasquita después de una resaca? Ok pero con llajua. Para los que sufren problemas gástricos es recomendable moderar su consumo.


Comentarios