Escucha esta nota aquí

Luego de que la vicepresidenta de la agrupación Pan-Bol, Ruth Nina, presentara una denuncia por acosos y violencia política contra dos candidatas de su agrupación, la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, pidió a las instancias competentes iniciar una investigación para esclarecer estos casos sobre agresiones y amedrentamiento.

Las afectadas son Juana Rojas Choque y Nelly Tito Díaz, candidatas por las alcaldías de Puerto Villarroel en Cochabamba y de Copacabana en La Paz, respectivamente. Los responsables de estos hechos de violencia sancionados por la ley 243 serían militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), según Nina.

“Convoco a las compañeras Juana Rojas y Nelly Tito a acudir a la Defensoría del Pueblo para iniciar un acompañamiento y las gestiones que correspondan para que se les otorgue las garantías para ejercer sus derechos”, manifestó la defensora.

Cruz exhortó al Tribunal Supremo Electoral y a los Tribunales Electorales Departamentales a cumplir su rol constitucional y garantizar el derecho de las candidatas mujeres a participar de forma equitativa y en igualdad de condiciones que los hombres.

Además, demandó a todas las organizaciones políticas y alianzas que serán parte de las elecciones del 7 de marzo, a respetar la libertad de pensamiento u opinión consagrados en la Constitución Política del Estado.

Juana Rojas Choque se declaró en la clandestinidad este viernes, luego de denunciar que recibió amenazas para obligarla a renunciar a su postulación. Mientras que Nelly Tito, habría sido víctima de violencia verbal y psicológica, por postularse como candidata por un partido diferente al MAS, luego de haber pertenecido a la Confederación de Mujeres Indígenas Campesinas “Bartolina Sisa”.

Comentarios