Escucha esta nota aquí

A un día de las elecciones, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Marcelo Ríos volvió a exhortar a la población a ser rigurosos con las normas de bioseguridad al momento de acudir a los recintos electorales mañana 18 de octubre.

Resumió en tres cosas mínimas las que deben llevar los votantes para acudir a las urnas: cédula de identidad, lapicero, y barbijo. Este último nos va a proteger y ayudar a ejercer nuestro derecho a la vida y a la salud, dijo la autoridad.

Insistió en que de acuerdo a las normas establecidas en conjunto con el Tribunal Electoral Departamental no se permitirá el ingreso de los ciudadanos a los recintos electorales sin barbijos, por lo que es fundamental llevar el tapabocas para evitar complicaciones, además eludir las aglomeraciones y tertulias.

Dejó en claro que la pandemia no ha sido controlada todavía en el departamento cruceño. Hay algunos municipios que tienen pocos casos, pero no significa que esté controlado, sostuvo. 

"De ninguna manera podemos creer que hay un control, además los indicadores nos muestran pacientes en terapia intensiva y la cantidad de personas internadas en los diferentes establecimientos, y el aumento de la pruebas rápidas; a esto hay que sumar el promedio de 50 casos positivos por día, lo que significa que puede haber un repunte silencioso", manifestó.

También recordó que el mecanismo de transmisión del virus se mantiene y lo que ha cambiado es el comportamiento de las personas por el grado de conocimiento que tienen con respecto al virus. Sin embargo, muchos vecinos hacen caso omiso de las medidas de bioseguridad y ponen en riesgo a su entorno. "El simple hecho de mantener un distanciamiento con las personas nos está permitiendo garantizar y minimizar el riesgo del contagio", subrayó Ríos. 

 "Les pedimos a la población que el día de las elecciones mantenga el uso del barbijo. Que evite llevarse las manos a la cara porque es la manera de contagiarse. Que el domingo sea una fecha de poco riesgo en contagio", puntualizó el director del Sedes.