Escucha esta nota aquí

Las proyectoras de películas se encenderán, las boleterías estarán abiertas y las salas abrirán sus puertas para recibir a la 77°. edición de la Mostra, el Festival de Cine de Venecia, el más antiguo del planeta. Esta es una señal positiva frente al miedo que existe por la presencia del Covid-19 que paralizó al mundo.

La situación extraordinaria, inimaginable, de un virus que deja cientos de miles de contagiados y muertos, obligó a grandes producciones a aplazar sus rodajes y a importantes festivales a cancelar sus ediciones para el 2020, entre ellos el gran rival de Venecia, Cannes, en Francia, que se lleva a cabo en mayo. 

Pese a ello, los organizadores del festival veneciano y en particular el director de la Mostra, el crítico de cine italiano Alberto Barbera, han confirmado que se celebrará del miércoles 2 al sábado 12 de septiembre.

Todo apunta a que a finales del verano europeo, la situación esté más normalizada por lo que su equipo de colaboradores está estudiando la organización del primer festival poscoronavirus, que deberá cumplir con todas las nuevas reglas de seguridad y de distanciamiento social.

"Todo el mundo del cine, que nace de ideas, personas, pasiones, industria, siente en este momento que es el mejor lugar para celebrar y demostrar vitalidad. Es como si arrancáramos de nuevo de 1932, cuando fue fundado", dijo Giorgio Gosetti, responsable de la reconocida sección paralela La jornada de los autores.

Menos películas 

Se descartó que este prestigioso certamen se realice on line. Ya se inició la selección de los filmes  y se trabaja en el plan para que la Mostra garantice la bioseguridad de los participantes.

Muchos críticos están convencidos de que el número de filmes seleccionados será menor a las 200 películas de otros años. Lo mismo que la discreta presencia de estrellas invitadas.

La lista de filmes, que suele ser divulgada a finales de julio, sigue siendo un secreto, aunque muchos se interrogan sobre el camino de aquellos seleccionados por Cannes y que están en una suerte de limbo tras haber aplazado sus lanzamientos.

Nuevas soluciones

Es el caso del último filme del italiano Nani Moretti, Tres pisos, basado en la homónima novela del israelí Eshkol Nevo, que según la revista Hollywood Reporter será presentado en Venecia.

Otros filmes, como The French Dispatch, de Wes Anderson, y la película de animación Soul, realizada por Pixar, tuvo que modificar el propio calendario de estreno. 

El sello de la Mostra de Venecia se mantiene, en calidad y exclusividad. Las cintas que fueron estrenadas en otros festivales o salas no podrán hacerlo en este evento.

Comentarios