Escucha esta nota aquí

Emilio Arevillca (64) tiene orden de internación para cirugía vascular con fecha 8 de agosto. Se trasladó desde Cotoca con la esperanza de que haya un cuarto intermedio en el paro médico. Se sentó al ingreso del hospital San Juan de Dios, vio gran movimiento de mandiles blancos y la esperanza que guardaba pronto se desdibujó, los galenos llegaron, pero para instalar sus colchones e iniciar un piquete de huelga, uno que se suma a los ya existentes en La Paz, Cochabamba, Oruro y Tarija.

“Me ha sorprendido esto. Yo mismo estoy dispuesto a hacer huelga porque hay un Ministerio de Salud incapaz de resolver; pero también hay que decir que los médicos son unos insensibles, nuestro dolor no los conmueve”, expresó el exchofer que ahora vive de lo que le dan sus hijos.

Emilio se quedó perplejo, escuchando las arengas de los médicos y vio desfilar a 12 profesionales médicos dispuestos a la extrema medida que asumen como un paso más en la escalada de medidas de presión, después de estar un mes y medio en paro. “Hoy día nadie se cansa, nadie se rinde. Si hemos podido contra un código penal que amenazaba todo un país, cómo no vamos a poder reclamar por algo que es un derecho de todos”, afirmó Luis Larrea, del Colegio Médico paceño.

La Comisión Nacional de Salud (Conasa) decidió ampliar por 30 días el paro médico que lleva adelante desde el 19 de agosto, con varias demandas al Gobierno, entre ellas la institucionalización de cargos, abrogación de la Ley 1189 de prioridad nacional de la Caja Nacional de Salud y la inclusión de profesionales en la Ley General del Trabajo.

“Hemos mandado una nota al presidente (Evo Morales) hace más de 48 horas y no hay ninguna respuesta; estamos en espera de que nos diga qué ministerio va a dar solución. La sentencia constitucional debe cumplirla el Gobierno, es el que debe dar solución al conflicto con el sector salud”, expresó Henry Montero, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, que repitió que la ministra Gabriela Montaño ya no es una interlocutora válida.

Repitió que en la radicalización de medidas no descartan bloqueos de las principales carreteras para hacerse escuchar.

Ninguno cede

Sobre la situación, la ministra del sector en crisis, Gabriela Montaño, criticó que el pueblo tenga que sufrir por esta medida de los galenos que mantienen el paro por 30 días más “desoyendo y desacatando una sentencia constitucional” del Tribunal Constitucional Plurinacional que señala que los paros en salud no pueden ser de carácter indefinido. “Se seguirá aplicando lo que corresponde, médico que no trabaja, médico que no recibirá el salario”, dijo.

Pero la medida ya fue tomada y el sector salud asegura que no se ha acobardado. “Estamos demostrando que estamos unidos. El lunes se ha cumplido un paro de 20 días y lo analizamos con la parte jurídica, por eso hoy (ayer) se está lanzando una medida de 30 días más porque el Gobierno no ha cumplido con la sentencia constitucional, no ha resuelto el problema”, explicó Larrea.

Y en el transcurso de las horas va a aumentar el número de huelguistas. “Somos conscientes de que esto se puede extender, pero no somos nuevos en exigir nuestros derechos y los del pueblo. Por el momento el primer piquete es en nuestro búnker histórico, el San Juan de Dios, y vamos a analizar si lo ampliamos a la maternidad, al Japonés, al Oncológico y a la seguridad social”, agregó Kadidja Ovando, dirigente del Fesirmes.