Escucha esta nota aquí

Es casi imposible de lograrlo. La extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada desde Estados Unidos no se puede ejecutar desde hace 12 años cuando la justicia boliviana determinó esa petición. La Cancillería hizo las gestiones y Washington no emitió respuestas. El canciller Rogelio Mayta anunció que este pedido seguirá su curso.

Mayta fue abogado de las víctimas de octubre de 2003. Conoce todo el procedimiento que se realizó para solicitar la extradición de Sánchez de Lozada y del exministro Carlos Sánchez Berzaín para que sean juzgados en Bolivia por la masacre en la denominada guerra del gas en El Alto. Ahora como canciller dijo que cumplirá con los pasos legales para que las exautoridades puedan ser sometidas a la justicia nacional.

“En cuestiones de orden personal o profesional, en mi caso, la solicitud de extradición de Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín pasó por Cancillería hace varios años. Más allá de la persona que estuviera como canciller, por un principio de respeto a las normas y hasta de dignidad nacional, ahora y más adelante quien ocupe el cargo de canciller tendrá la obligación de cumplir el requerimiento de las autoridades judiciales y sostener la solicitud de extradición”, afirmó Mayta.

En abril de 2018, el jurado civil de la Corte Federal de Fort Lauderdale de Florida, Estados Unidos, halló culpable a Sánchez de Lozada; sin embargo, la sentencia pasó a manos del juez James Cohn, quien revirtió la decisión y libró de pena y culpa al expresidente y a su exministro de Defensa.

Al respecto, el exdirigente alteño Roberto de la Cruz cuestionó al Movimiento Al Socialismo (MAS) por la extradición de Sánchez de Lozada y pidió a Mayta que pueda cumplir la determinación judicial que se emitió en la gestión 2008.

Comentarios