Escucha esta nota aquí

El presidente boliviano, Evo Morales, confirmó este martes que los incendios que afectaron a más de 5 millones de hectáreas de bosques y pastizales, la mayor parte en la Chiquitanía, están totalmente extinguidos.

Morales agradeció en Twitter a quienes se movilizaron en una gigantesca operación de casi dos meses "hasta lograr apagar todos los focos de calor el día de ayer lunes 7".

"Agradezco a nuestras FFAA, Policía, voluntarios, brigadistas, bomberos extranjeros y representantes de las 196 instituciones, 15 países y organizaciones que se movilizaron en la Chiquitania hasta lograr apagar todos los focos de calor el día de ayer lunes 7. #UnidadEnLaAdversidad", escribió el gobernante.

"Ahora comienza la etapa de recuperación de la fauna y flora de nuestra Chiquitania. Juntos logramos apagar el fuego y juntos iniciaremos la etapa post-incendio. Hemos aprendido muchas lecciones y nos prepararemos para cuidar la #MadreTierra por el bien de las futuras generaciones", agregó.

La Gobernación de Santa Cruz donde está la mayor parte del territorio incendiado, había confirmado el lunes el cese del fuego que consumió 4 millones de hectáreas en la Chiquitanía y el Pantanal.

Las intensas lluvias caídas sobre el Bosque Chiquitano durante la semana pasada ayudaron a extinguir los focos sobre esta zona y el Pantanal, desde que las llamas se dispararon en agosto pasado, a causa de las quemas para ampliar la frontera agrícola.

La ONG privada Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) informó hace más de una semana que 5,3 millones de hectáreas fueron afectadas en Bolivia por los incendios forestales y de pastizales.

El gobierno desplazó aviones cisterna, como un SuperTanker Boeing 747 y un ruso Ilyushin, además de varios helicópteros, para contrarrestar los incendios. En determinado momento llegó a movilizar hasta 5.000 personas, entre soldados, policías, bomberos y brigadistas locales, franceses y argentinos.