Escucha esta nota aquí

Carlos Quinquiví/San Ignacio de Velasco

El alcalde municipal de San Ignacio, Moisés Fanor Salces, declaró que todavía no se ha presentado ni un solo caso de coronavirus y ponderó el comportamiento disciplinado de la población que acata la cuarentena en San Ignacio de Velasco.

Solo calles desiertas se observan en esta ciudad intermedia fronteraiza con Brasil. Hay un control estricto con presencia de soldados del Regimiento Warnes 10 de Infantería y Policías en vías urbanas.

La autoridad edil dijo que este domingo se inició el fumigado de mercados, comando policial, banco, alcaldía y viviendas a dos cuadras a la redonda de estos edificios que registran aglomeración de gente. Desde hoy esta actividad continuará en los barrios.

Sin barbijo no entra

A partir de hoy no entrará nadie a los mercados que no tenga barbijo. Solo se permitirá salir a un miembro de cada familia con el carnet de identidad terminado en los dígitos 1 y 2. Los que infrinjan la norma y protocolos de prevención serán arrestados y sancionados.
Los mototaxistas y taxistas que tienen autorización para circular en horarios establecidos por el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) que no tengan el barbijo también serán detenidos y encarcelados por la policía y se les aplicará las sanciones que contempla el decreto.

Asimismo, desde este lunes el gobierno municipal comenzará a entregar raciones de alimentos en forma gratuita a familias pobres que no tienen ingresos fijos y viven en los barrios de San Ignacio de Velasco.

Para entregar la canasta familiar a los más necesitados, el Concejo municipal aprobó una Ley que autoriza al alcalde a utilizar Bs 300.000 bolivianos del presupuesto municipal para comprar alimentos.

Comentarios