Escucha esta nota aquí

El incremento de casos de coronavirus en el país de dos a 11 en tan solo cinco días llevó al Gobierno a aplicar medidas más drásticas. 

En un mensaje grabado que duró menos de diez minutos la presidenta Jeanine Áñez anunció al país cinco medidas más para reforzar la lucha contra la expansión de esta enfermedad.

Estableció el horario continuo para instituciones públicas y privadas del territorio nacional. Aunque no mencionó un horario específico ni hasta cuando estará vigencia esta medida.

También pidió a los bolivianos, limitar lo más posible las concentraciones. En este sentido, señaló que están prohibidos todo tipo de fiestas, bares, cines, eventos deportivos masivos, gimnasios, parques de diversiones y actividades nocturnas, en centros de eventos.

Para esta restricción, Áñez fijó un máximo de 100 personas que se pueden reunir en un solo espacio. Ya en un paquete de medidas anterior se había limitado las concentraciones públicas a máximo 1.000 ciudadanos. 

La otra determinación es que se eliminarán los aranceles para importación de medicamentos, detectores de fiebre o donaciones relacionadas con el coronavirus.

"Será una batalla dura y será larga, pero quiero que sepan que es una batalla que vamos a ganar", fue parte de lo que dijo Áñez en medio de su discurso.

En lo que refiere a los viajeros que llegan al país, el sábado anunció las restricciones migratorias a los procedentes de China, Corea, Italia y España. En el nuevo paquete de medidas detalló que a partir del miércoles se prohíben los viajeros que vengan de Europa, en concreto de los países del espacio Schengen, es decir, del grupo de ese continente que abolieron los controles inmigratorios en sus fronteras comunes, entre los que están Alemania, España, Francia, Italia, Portugal, entre otros.

Mencionó que la restricción alcanza a los países del Reino Unidos, Irlanda e Irán.

Áñez aclaró que esta prohibición migratoria no incluye a los bolivianos que viven en estos países, aunque ellos deberán cumplir el protocolo que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) si desean retornar al país.

Como última medida anunció que en las próximas horas convocará a los candidatos para informarles cómo va la batalla contra el Covid-19 e invitarlos a que formen parte de las acciones.

Adelantó que hoy se realizará un gabinete extraordinario para discutir la aplicación de estas medidas y analizar la posibilidad de nuevas iniciativas.

Como preparando el anuncio de Áñez, horas antes el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, reflexionó que los bolivianos tienen que dejar de esperar más normas o restricciones y deben aplicar el sentido común para prevenir esta enfermedad que ya provocó más de 6.400 muertes en todo el mundo.

El nuevo paquete de medidas se anunció el mismo día que el ministro de Salud, Aníbal Cruz, reportó un nuevo caso positivo, con lo que suman 11 los pacientes que tienen esa enfermedad en el país. De los cuales cuatro fueron importados (uno en Oruro y tres en Santa Cruz) y 7 son por transmisión local (6 en Oruro y 1 en Cochabamba).

Previamente, en algunos departamentos se fijaron medidas para contener. El primero fue Oruro, que desde hoy entra en cuarentena. No se permitirá el ingreso de flotas ni transporte público.

Además, Cochabamba y Tarija igual encaminan su respectivo Plan de Contingencia. La gobernadora del primer departamento, Esther Soria, luego de una reunión con otras instituciones, propuso la “suspensión del transporte de pasajeros, desde Oruro y Santa Cruz hacia Cochabamba, desde el martes hasta el 31 de marzo". Mientras en Tarija, el gobernador Adrián Oliva decretó Auto de Buen Gobierno que dispone desde hoy la suspensión del transporte público departamental e interdepartamental por tres días. 

El jueves, el Gobierno determinó la suspensión de las labores escolares en todos los niveles hasta el próximo 31 de marzo.

Sus cinco pedidos

Áñez recordó que esta es una lucha de las autoridades, pero también de la población en general, por lo que pidió a todos salir lo menos posible a las calles. “Solo salgan a trabajar y luego vuelvan a sus casas para estar con las familias”, remarcó.

El segundo pedido estuvo dirigido a las Fuerzas Armadas y a la Policía, para que ayuden en la batalla por la salud de los bolivianos.

Su tercer pedido fue a los medios de comunicación, a este sector le solicitó hacer énfasis en la prevención de los contagios.

También se dirigió a los empresarios y anunció que hoy se reunirá con ellos para definir las nuevas medidas que ayudarán a mitigar el impacto económico de las restricciones.

Igual señaló que entre las medidas a tomar están la flexibilidad en los permisos laborales para los trabajadores. Ya el viernes el ministro de Trabajo y Previsión Social, Óscar Mercado detalló que empleador debe otorgar permiso excepcional de carácter temporal al personal que se constituya en caso sospechoso o para caso confirmado.

Leyendo la resolución que se emitió en conjunto con el Ministerio de Salud detalló que en caso de confirmarse un caso sospechoso se otorgará baja médica por el tiempo que dure la cuarentena con goce de haberes, para esto solo se debe presentar un diagnóstico médico de coronavirus. 

El último pedido de Áñez fue a los otros niveles del Estado para trabajar de forma conjunta contra este virus.

Comentarios