Escucha esta nota aquí

Tras una última reunión de la alcaldesa interina, Angélica Sosa, con el sector del transporte público, se dispuso a partir de este lunes 13 de julio, la prestación del servicio sin restricción por el número de placas y con todas las unidades disponibles, entre las 5 de la mañana hasta las 17 horas. Habrá controles para hacer respetar el horario acordado.

Sosa exhortó al sector a cumplir fielmente con los compromisos de bioseguridad para evitar que la población se contagie del coronavirus. "Seamos responsables y por favor que no haya ninguna persona fuera de su vivienda después de las 17:00; éste es un plan de todos por la vida y el cuidado va por  cuenta de cada uno de nosotros" recomendó la alcaldesa a tiempo de recordar la necesidad de lavarse las manos, el uso de alcohol en gel y de lentes de protección además de mantener la distancia social, ya que el virus, según últimos informes, permanece algunas horas en el ambiente .

La autoridad edil recordó que tampoco está permitido el incremento de pasaje que se mantiene en dos bolivianos.

Por otro lado, los choferes de algunas de la líneas de micros se encuentran en estado de emergencia y han salido a protestar, exigiendo que los propietarios  les otorguen un seguro médico para continuar trabajando.