Escucha esta nota aquí

Este martes, a partir de las 16:00 horas, se tiene previsto que se instale la audiencia de medidas cautelares en el caso denominado Eurochronos II, donde se busca conocer quién o quiénes tuvieron participación y responsabilidad sobre la muerte de Ana Lorena Tórrez, la administradora de la joyería que fue atracada el 13 de julio de 2017.

Aquella vez, durante el enfrentamiento entre los policías y los asaltantes que intentaban escapar con los objetos robados, Ana Lorena fue abatida con un disparo de arma de fuego

Las investigaciones y peritajes posteriores permitieron descubrir que el proyectil que le quitó la vida a la joven no fue disparado por una de las armas de los asaltantes, como en principio aseveraban el Gobierno y los jefes policiales de aquel momento. 

Según las pericias, el calibre de la munición pudo ser de una de las armas que usaron los policías, que irrumpieron en el lugar acabando con la vida de tres de los cuatro atracadores.

Debido a este hecho, que fue considerado por algunos policías como un daño colateral, la Fiscalía, bajo la atenta mirada de los abogados de la familia de Ana Lorena, inició una segunda pesquisas sobre el hecho y determinó que cuatro agentes debían ser presentados en audiencia cautelar para ser imputados por los delitos de homicidio culposo, lesiones graves y gravísimas e incumplimiento de deberes.

Hoy el juzgado Tercero Anticorrupción deberá definir la suerte jurídica de Gonzalo Medina, Fernando Moreira, Jorge Silva y Roberto Ruiz. Los dos primeros son jefes policiales que están con detención preventiva por el caso de Pedro Montenegro y que fueron dados de baja tras conocerse sus supuestos vínculos con el hombre extraditado a Brasil por un hecho de narcotráfico. 

Los otros dos agentes son policías en servicio activo y eran miembros del DACI, unidad de inteligencia y resolución de crisis dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

El Ministerio Público solicitará la detención preventiva de los cuatro oficiales involucrados en el hecho y como lo mencionó en días pasados la fiscal departamental Mirna Arancibia, aún resta por concluir varias pesquisas sobre este caso, ya que aún no se conoce quién fue el agente que disparó y acabó con la vida de la joven profesional Ana Lorena.

Comentarios