Escucha esta nota aquí

A tres días de la realización del paro nacional, 11 de octubre, convocado por el sector gremial de Bolivia en protesta por la Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, las diferentes instituciones públicas cruceñas se preparan para apoyar esta medida de protesta.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, pidió a la población hacer sentir su voz, durante la medida y mostrar así el rechazo total ante esta norma, que es tildada por varios sectores como “persecutoria”.

“Desde este lunes vamos a estar, al igual que la ciudadanía, en nuestras rotondas. Este es un paro justo contra una ley que está buscando cómo perseguir al pueblo boliviano, por eso no podemos asumir una norma que va en contra de los sectores que la están demandando y la ciudadanía, en general”, dijo Camacho.

También dijo que quizás aparezcan sectores vinculados al Movimiento Al Socialismo (MAS), que se opongan a la medida, “pero aún así se verá esta legitimidad de la demanda ciudadana en las calles”, complementó.

Por su parte, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuéllar, confirmó este viernes que la casa de estudios superiores se plegará a la medida de protesta.

"La Universidad, en una forma institucional, va a acompañar a su pueblo en todas las luchas por las reivindicaciones justas, de todos los sectores", dijo Cuéllar.

También sostuvo que se deben respetar los derechos fundamentales, como el debido proceso, la presunción de inocencia y otros que, a su juicio, están vulnerados en el proyecto de ley que se pretende aprobar, y que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), paralizó su tratamiento el martes pasado.

Desde la Alcaldía cruceña, el burgomaestre Jhonny Fernández adelantó que  acatará el paro, pero agregó que esta medida debió ser evitada con una reunión entre los actores involucrados.

“Este escenario no es nada agradable para la estabilidad democrática, seguridad jurídica y reactivación económica, por eso este pronunciamiento lo hacemos como partido político y jefe nacional de la Unidad Cívica Solidaridad (UCS), pero sobre todo, como alcalde y concejales, como ciudadanos electos, que queremos que haya justicia imparcial, con respeto y enmarcados en la Constitución Política del Estado”, resaltó en aquella oportunidad.

Con respecto a la polémica norma, por la cuál se realiza el paro, el alcalde Fernández pidió modificar el proyecto de ley porque “viola los derechos humanos”.

Finalmente, en el legislativo municipal, las bancadas de Demócratas y Comunidad Autonómica (C-A), a través de sus concejales Manuel Saavedra y Juan Carlos Medrano, confirmaron que apoyarán la medida impulsada por los gremiales y apoyada por las instituciones cívicas, públicas y privadas.

Comentarios