Escucha esta nota aquí

La Policía Boliviana desplegará la totalidad de sus efectivos durante la jornada de votación general del 20 de octubre. Son 39.000 uniformados que realizarán diferentes tareas para garantizar que no existan incidentes antes, durante y después del proceso electoral.

Yuri Calderón, comandante general de la institución del orden, detalló que son tres planes operativos que esa instancia ejecuta de cara a los comicios, que comprenden tareas previas al día de sufragio, durante ese día y 24 horas después.

Los datos indican que 20.871 integrantes del verde olivo cumplirán tareas de seguridad en los más de 5.000 recintos electorales que existirán en todo el territorio nacional, mientras que más de 18.000 desarrollarán tareas de auxilio y acción oportuna ante ilícitos.

Declaraciones de las autoridades:

Además, existirán 1.416 vehículos de cuatro ruedas y 1.500 motocicletas, que responderán a disposiciones de tres comandos instalados en todo el país, mientras que el personal permanecerá acuartelado hasta el cierre de las mesas de votación el domingo 20 de octubre.

Calderón recordó que entre las prohibiciones para esa jornada están el expendio de bebidas alcohólicas, la portación de armas corto punzantes o de fuego, y la circulación de motorizados que no tengan la debida autorización de los entes regionales electorales.

Finalmente, aseguró la custodia policial a los sobres que contengan las actas de escrutinio y la colaboración respectiva a las seis misiones de observación que acompañarán el proceso de votación en el país.