Escucha esta nota aquí

Tal y como se había anticipado la presidenta de país Jeanine Áñez, confirmó la cuarentena total en el país desde las cero horas de este domingo como una medida drástica para hacerle frente al coronavirus que en el país ya tiene a 19 pacientes infectados y en el mundo supera los 271.600, según la OMS. De los casos en Bolivia ocho son en Santa Cruz, ocho en Oruro, dos en Cochabamba y uno en La Paz.

De acuerdo con la presidenta, la cuarentena general tendrá una vigencia de 14 días, y calificó esta medida como necesaria para frenar la propagación del virus en el país. 

“Desde las cero horas de este domingo debemos estar en casa las 24 horas del día, porque en la casa vamos a estar más seguros. Ese es el mejor camino para frenar al coronavirus”, afirmó la mandataria.

De la medida se venía hablando desde días. Luego de tres paquetes previos, Áñez confirmó la cuarentena aunque garantizando el abastecimiento de alimentos y gas para los hogares. 

La mandataria afirmó que, durante la cuarentena total, los mercados y centros de abastecimiento continuarán prestando el servicio a la población durante todas las mañanas (hasta el mediodía) para que una persona por familia pueda asistir a surtir la canasta familiar.


"Solo una persona por familia podrá salir a realizar las compras en los mercados, les pido que nos ayuden a mantener la distancia entre una persona y otra, por lo menos de un metro, así vamos a sentirnos más seguros", recomendó. 

Para garantizar la producción de alimentos durante la drástica medida, Áñez aseguró que las fábricas y el transporte de todos los productos de la canasta familiar seguirán funcionando de forma normal, al igual que sistema de la banca, farmacias y hospitales continuarán atendiendo las necesidades de la población.

Las personas podrán salir de sus domicilios en caso de que requieran atención de salud. El transporte privado y público quedan suspendidos y se habilitarán permisos para transportar trabajadores, cuyas empresas deben seguir funcionando y para las personas que trabajan en servicios de salud, agua, luz y gas, entre otros”, añadió.

"Rebajaremos las tarifas de luz, prohibiremos los cortes de gas y de agua, además del Internet mientras dure la cuarentena. Aliviaremos el paro de crédito y de impuestos", agregó.

Por otra parte, la presidenta adelantó que en los siguientes días el Gobierno activará una serie de ayuda para las familias bolivianas. “Vamos a activar ayudas para la economía ya para los ingresos de las familias que más lo necesitan”.

La mandataria concluyó indicando que Bolivia necesita orden y que esta drástica medida se hará cumplir con todo el rigor de la ley.