Escucha esta nota aquí



El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, envió una carta al presidente Evo Morales en la que le pide que responda por el incumplimiento de los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 y lo que consideran los cívicos fue una mala gestión del Gobierno en las tareas para apagar los incendios forestales que devastaron más de 5 millones de hectáreas en todo el país.

A lo largo de 11 puntos, entre los que también se hace un reclamo por la persecución judicial de la que se señala al oficialismo, Camacho le pide a Morales que responda a sus cuestionamientos a través del medio que elija o acepte recibirlo en Palacio de Gobierno el día que el mandatario escoja.

"Dejo claramente establecido que no pretendo un debate con usted; no, solo pretendo hacer una serie de cuestionamientos que muchos de los ciudadanos bolivianos esperan que usted responda", señala Camacho.

El líder cívico, al finalizar la exposición de cada uno de los puntos, asegura que estas interrogantes se convirtieron en los principales motivos para llamar al pueblo cruceño a tomar decisiones en un cabildo, convocado para este viernes 5 de octubre en la ciudad de Santa Cruz. 

"Por todas estas razones, nuestro Comité Cívico ha decidido ir a un cabildo, ya que nos cansamos de pedir y de exigir, ahora queremos decidir enmarcados en la Constitución Política del Estado en su Art. 11, parágrafo II, numeral 1, que indica que los cabildos tendrán carácter deliberativo", escribe el presidente cívico. 

Aquí reproducimos en extenso la carta de Luis Fernando Camacho a Evo Morales

Santa Cruz de la Sierra, 02 de octubre de 2019

Señor:
Evo Morales Ayma
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE BOLIVIA
La Paz.-

Ref.: EN MI DERECHO A LA PETICIÓN, PIDO RESPONDA. - 

Presidente:

Como usted debería saber, todo ciudadano tiene el derecho constitucional a la petición, por lo tanto, usted como primer funcionario público, tiene la obligación de responder, por ello, le envío la presente pidiéndole dé respuesta a la misma.

En primer lugar, me hubiera gustado que usted responda a estas inquietudes personalmente, pero tengo la impresión que no tendrá ni el coraje, mucho menos la voluntad de concederme una entrevista personal, pero si acaso lo tiene, le rogaría me haga saber qué día y hora me recibe en el Palacio de Gobierno o donde usted decida, obviamente estoy solicitando una Audienica Pública y con la intervención de los medios de comunicación con su persona.

En segundo lugar, dejo claramente establecido que no pretendo un debate con usted; no, solo pretendo hacer una serie de cuestionamientos que muchos de los ciudadanos bolivianos esperan que usted responda.

Concretamente es lo siguiente:

Usted dijo que en su mandato no habría muertes y que si habían, usted renunciaría; ¿Por qué no renunció después de tantas muertes por razones políticas en su gobierno? ¿Por qué no cumplió con su palabra?

Según nuestra Constitución Política del Estado, vivimos en una cultura de la paz; ¿Por qué no declaró una amnistía política para todos los bolivianos perseguidos judicialmente por razones políticas y que tanto dolor ha traído a muchas familias divididas?

Considerando que hasta la fecha son más de cinco millones de hectáreas quemadas en nuestra Chiquitania, ¿Por qué no ha hecho una declaración de DESASTRE NACIONAL?, pero lo que es peor, ¿por qué mintió a la comunidad internacional cuando dijo que el fuego ya estaba controlado, cuando usted bien sabe que eso no es así? ¿Teme usted que con la ayuda internacional se descubra “algo” en la Chiquitania o que se descubra que los verdaderos causantes de este desastre son sus propios correligionarios políticos?

Si usted dijo que iba a respetar los resultados del referéndum del 21F, considerando que los resultados para su persona fueron negativos; ¿por qué usted no cumple y respeta los resultados del referéndum del 21F y renuncia a su calidad de candidato ilegal?

Además de lo anterior, quiero reiterarle que la gran mayoría de los bolivianos, estamos dispuestos a luchar por nuestro medio ambiente, por nuestra democracia, por la unidad de nuestro país y por nuestra libertad; y, como usted bien tiene conocimiento, en este momento estamos más unidos que siempre.

También quiero reiterarle a usted, que estoy dispuesto a pagar con mi libertad en defensa de nuestros jóvenes injustamente detenidos por expresar su sentimiento de impotencia ante la falta de sensibilidad de parte de su gobierno de no declarar el Desastre Nacional y sufrir la provocación de parte de su partido de gobierno. Si por mí dependiera, canjearía la injusta detención de esos jóvenes por mi libertad.
Déjeme decirle, Sr. Presidente, no tenemos miedo a las amenazas y acusaciones injustas de parte de su gobierno, ya se lo dije a uno de sus ministros mediante carta expresa y lo reitero ante usted mismo. No lograrán callar nuestras voces, tenemos derecho a expresarnos libremente, así como también tenemos derecho a no ser amedrentados ni amenazados.

Usted nos ha demostrado que no respeta la voluntad popular, una clara muestra de ello son los resultados del 21F, pues ahora alega un supuesto derecho político para repostularse ilegalmente, despreciando la voluntad de la mayoría de los bolivianos. No tememos a decirle en su cara que usted es un candidato ilegal.

Hemos visto cómo usted y sus ministros, ejercen ilegal influencia en los otros órganos del Estado, demostrándonos que usted no tiene vocación democrática, por el contrario, nos ha demostrado su verdadero carácter de dictador.

Usted, que se jactó de su naturaleza indígena, no ha respetado sus propios valores culturales, pues no ha protegido a la “Pachamama” o “Madre Tierra” como usted mismo dice. Desde ya hace varios meses venimos luchando contra el fuego que por sus políticas irresponsables nos provocaron y vienen dejando a 5 millones de hectáreas de bosque y animales convertidos en cenizas. Esos incendios fueron causados por los “colonos” traídos, pues ellos no saben chaquear conforme a la cultura de la zona porque no conocen nuestra tierra. Pero los irresponsables no son solo ellos, es también  usted y su partido de gobierno que solo busca traer gente desde el Chapare u otras zonas del país, para adueñarse de la tierra, en perjuicio de los cruceños nacidos y no nacidos en este rincón patrio.

Usted, ya de manera reiterada, nos ha demostrado su odio hacia esta región, pero sepa, Sr. Presidente, que ese odio es el que nos ha unido y ahora, a los pies de nuestro Cristo Redentor, le demostraremos  nuestra unidad y nuestra desaprobación total a usted y su gobierno.

Por todas estas razones, nuestro Comité Cívico ha decidido ir a un cabildo, ya que nos cansamos de pedir y de exigir, ahora queremos decidir enmarcados en la Constitución Política del Estado en su Art. 11, parágrafo II, numeral 1, que indica que los cabildos tendrán carácter deliberativo.

Señor Presidente, recordarle que la gran mayoría de nuesto país, somos creyentes en Dios; ese Dios que usted ha despreciado, por ello, podemos decir como se le dijo a otro tirano en la Biblia, “Tu reino ha sido pesado y has sido hallado falto”. Usted no solo ofendió a Dios, ofendió a todos los que creemos en Él, por eso, a pesar de su odio y resentimiento, con toda humildad y sinceridad pedimos que Dios lo perdone.

Finalmente, esperamos que luego que usted experimente su fracaso y vea que un nuevo horizonte se avecina para nuestro país, no tenga la misma actitud frente al 21F y ni siquiera intente “incendiar” el país, sino que vaya a su chaco como dijo su vicepresidente, lamentablemente él no podrá enseñar, como dijo, pues para ello se necesita título.

Como bien lo digo inicialmente, mi derecho es que usted responda a la presente, mas soy consciente que el cumplimiento de la Constitución no es su vocación, pero le ruego lo haga no solo por el cargo que ostenta, sino por su conciencia social que dijo alguna vez tener, pues éste no es pedido político, simplemente el de un presidente cívico que la historia lo ha puesto en este lugar y no estoy dispuesto a defraudar a los cientos de miles que estaremos este 4 de octubre a los pies de nuestro Divino Salvador.

Dios lo perdone y Dios Bendiga Bolivia.