Escucha esta nota aquí

"Es casi normal. He visto hartísimo tráfico. Hay negocios abiertos, ya se parece a antes de la cuarenta", dice el fotógrafo Jorge Uechi, de El DEBER, que estuvo recorriendo lugares como la avenida Busch, varios tramos del segundo anillo y la avenida Santos Dumont. 

Resultaba llamativa la agitación en la zona de la avenida Cañoto y calle Rafael Peña, donde están ubicados centros de salud como la Caja Nacional, la Maternidad, la Caja Petrolera y un par de clínicas privadas. En ese lugar había pocos negocios abiertos y se veía a la gente usando barbijo.

En la doble vía a La Guardia algunos negocios abrieron. En el tercer anillo de la avenida Cristo Redentor, cuenta una vecina, el movimiento parecía normal. "La gente se quedó con que la idea de que la cuarentena era hasta el 10 de mayo", cuenta. En los grupos de WhatsApp de padres y en los de amigos se preguntaba desde el domingo si el lunes seguiría la cuarentena. 

"Quizá la gente espera el anuncio de la presidenta y el anuncio del gobernador del viernes en la tarde surgió cuando la gente ya no estaba conectada a las noticias", comenta una vecina vecina de la Cristo Redentor y tercer anillo. 

En los lugares aledaños al Zoológico, al Parque Industrial, y en los estacionamientos de los supermercados, el movimiento era también llamativo. Los camiones de alto tonelaje circulaban intensamente. 

En realidad, el viernes se anunció que la cuarentena se ha ampliado hasta el 17 de mayo. Fue una decisión del Comité Operativo de Emergencia Departamental (COED). 

En lo que respecta a la cuarentena, la ciudad parece 'rapear' al ritmo de El Nene y la Amenaza: "El fin de semana normal, pero el lunes pal que puede, pal que puede".