Escucha esta nota aquí

En el desayuno, a media mañana o a la hora de la siesta, siempre es buen momento para tomar café. Esta bebida es de las más populares en todo el mundo, tiene una larga trayectoria y se ha generado una cultura muy potente en torno a ella. Ya sea de forma casera, como lo hacían las abuelas, o en las cafeteras de cápsulas, que se han vuelto virales en los últimos años, el café siempre está presente en nuestros hogares y restaurantes. 

Hay quienes se limitan solamente a preparar su café por la mañana y les dan solo un uso básico a las cafeteras domésticas. Pero existen quienes buscan dar un ‘plus’ a sus preparaciones y se animan a ir un paso más allá. ¿Quién no se ha deleitado alguna vez con los trucos y la sabiduría de un barista profesional? ¿Quién no ha soñado con recrear esas recetas elaboradas que vemos en videos o en la vida real? 

El mundo del café involucra toda una cultura que siempre está actualizándose. Si deseas adentrarte en ella, puedes empezar experimentando desde casa. Preparamos una lista con algunos artículos que necesitarás para empezar, como todo un profesional. La idea es reflejar aquellos utensilios para baristas que no deberían faltar en la cocina de cualquier aficionado amateur. Sea cual sea tu nivel de destreza con estos utensilios para cafetería, estamos seguros de que lograrás mejorar la presencia y la variedad de tus elaboraciones. Si te animas, incluso puedes poner tu sello personal a las preparaciones.

CAFETERAS
Antes de mencionarte algunas de las más usadas, debes saber que la que vayas a elegir dependerá del método que escojas. A la hora de filtrar el café existen tres métodos principales. Inmersión, el agua se mezcla con el café molido y la presión humana obliga al líquido a pasar a través del filtro. Método de goteo, gracias a la gravedad, el agua pasa a través del café molido de manera lenta. Método Espresso, el agua muy caliente se presuriza a través del café molido.

Prensa francesa
Se compone de una jarra transparente, una tapa que se coloca sobre la jarra y un émbolo con una varilla que sale de la parte superior de la jarra, acabada en un embellecedor que a la vez hace las funciones de pequeña asa para que sea cómodo presionar la infusión.

Cafetera italiana
Esta cafetera se divide en tres piezas, una base o cámara depósito, un embudo para el café en grano, y una cámara superior con forma de jarra con tapa, que además cuenta con un filtro más fino y una goma en la parte inferior.

Superautomáticas
Estas cafeteras son del método conocido como espresso. Se caracterizan por su sofisticada tecnología. Tienen todo lo necesario para realizar el proceso completo de extracción, de manera totalmente automática: molienda, infusión, servicio y limpieza. Perfecto para aquellos que no tienen tiempo de preparar el café al estilo barista.


MOLINILLO
El proceso de molido es fundamental en la calidad final del café que prepares, pues la pureza y frescura del café recién molido supera enormemente a otras alternativas como el producto envasado y las distintas mezclas que hoy se comercializan. Sobre tipos de molinillos, los hay manuales, eléctricos o de cuchillas, entre otros. Debes saber que cada tipo de cafetera necesita un molido diferente. Por ejemplo, las de inmersión como la prensa francesa necesita un molido grueso. Las cafeteras de filtro requieren un molido medio y las cafeteras de espresso necesitan un molido fino.


ESPUMADOR DE LECHE
Este artefacto te será muy útil para preparar distintos tipos de cafés, como cappuccino, latte o macchiato, con un acabado profesional, pues aportan la textura adecuada al lácteo, desnatado o a bebidas vegetales rápidamente y del mismo modo que lo hacen en los bares y cafeterías.
Los hay eléctricos y manuales. 
En los eléctricos se puede ajustar  la velocidad para prepararlo en menor tiempo y se obtiene una espuma consistente. La forma manual es usando la varilla grande, a la que comúnmente le llaman ‘batidor’; el tiempo que demores en ello dependerá de la fuerza y energía que le pongas al batido. Ahora que sabes los secretos de un barista para preparar el mejor café, manos a la taza. El clima frío es propicio para experimentar y saborear la aromática y deliciosa bebida.


Los molinillos son esenciales para preparar un café fresco y de calidad.

El espumador eléctrico es muy útil gracias a la rapidez con la que trabaja.



El tamaño y material de la taza dependerán del café que desees preparar.




Comentarios