Escucha esta nota aquí

Hoy viernes 25 a las 16:00, el popular grupo folclórico María Juana presentó en las redes Corazón interesado, su más reciente corte en redes sociales. También presentarán la canción en el programa peruano Domingos de fiesta, de TVPerú, entre las 14:30 y las 15:00 (hora boliviana). Su líder, Marco Veizaga, cuenta que estarán dos fechas en Lima y además, grabarán un concierto de 50 minutos para un siguiente programa televisivo.  “Veremos cómo mostrar el corte en Bolivia”, dice. Corazón interesado (video disponible en la web de EL DEBER) arranca con un poderoso riff y después de las primeras palabras de la letra, brota la convocatoria ya clásica de sus morenadas: “¡A bailar, carajooo!”

-El tema tiene fuertes reminiscencias de rock.

María Juana siempre ha buscado integrar a nuestro folclore sonidos, texturas y conceptos diversos. Utiliza timbres e instrumentos que no se han usado muy cotidianamente en el folclore boliviano. Eso ha hecho que, sobre todo, María Juana pueda tener una esencia y un concepto muy firmes respecto a su postura sobre el folclore. También ha logrado que logre generar una nueva alternativa para el folclore boliviano.

Ha generado una línea tan fuerte que la nueva camada de folcloristas trata de seguir los pasos en el sentido de los sonidos y en la forma de interpretar las canciones. El piano, los saxofones y la guitarra eléctrica pretenden mostrar una energía fuerte, manteniendo la esencia a nivel de estructura que tiene el folclore boliviano.

- ¿La guitarra eléctrica es un recurso clave?

Lo principal de este instrumento para nosotros es el aporte energético y de presencia que le pone a los ritmos nacionales. En el caso del tinku, la guitarra eléctrica, como María Juana la ha planteado, forma una simbiosis casi perfecta entre rock y folclore. Nos permite experimentar una gran cantidad de energía, proyectada a la gente que la recibe. ¡Los conciertos de María Juana se convierten en instancias de conciertos de rock! Son muy interactivos, muy fuertes.

- ¿Cómo se hizo el primer concierto en Perú y en qué ciudad se realizó?

Fue impresionante y acelerado. Nunca calculamos la magnitud de cuánto iba a sonar El idilio. Posteriormente lo hicieron Vete por donde viniste y El rompemonteras. Para esa época, hace ocho años, no entendíamos qué estaba pasando en Latinoamérica con nuestras canciones. Nos llamaron y nos convocaron para dos conciertos. El primero fue en Puno y el segundo en Arequipa. Terminamos haciendo diez conciertos. El idilio se bailaba en los colegios y sonaba por doquier. Era un fenómeno impresionante. Puno, Juliaca, Arequipa, Tacna, Moquegua, Ilo, Cuzco y otras ciudades fueron nuestra primera entrada a Perú.

- ¿Hay algunos temas que funcionen mejor en Ecuador, en Perú o Argentina?

Hay en Argentina una comunidad boliviana grande que recibe la música de forma aguerrida, porque le ponen rojo, amarillo y verde a nuestras canciones. Los argentinos que están allegados a la comunidad boliviana escucha esto con fuerza. Se llegó fuerte al norte argentino. Estuvimos en el Festival de la Tierra y otros en el norte argentino. Pasa algo parecido en Ecuador, pero allá se trata de la gente ecuatoriana que simplemente le gusta muchísimo el folclore andino, como lo llaman.

Es algo inédito lo que pasa en Perú. Nos permite entrar en contacto con la gente en función de las emociones y los sentimientos. Manejan un estilo de folclore parecido al que tenemos. Pasa lo mismo con la gente de Colombia.

- ¿Cómo influyó la tensión que había entre Bolivia y nuestros vecinos cuando se presentaron en Viña en 2013?

En el norte chileno El idilio, El rompemonteras y Vete por donde viniste eran una bomba. Hubo una página llamada La voz del monstruo, donde era tanta la votación de bolivianos, chilenos, argentinos y peruanos, que teníamos casi el 98% de la votación del público que quería ver ganar a María Juana. Tuvimos unas 50 primeras planas y portadas en periódicos bolivianos. Cuando tenía que tocar María Juana, era como si jugara la selección boliviana. Los bares ponían letreros y la gente iba al lugar a vivir el momento.




“En el tinku, la guitarra eléctrica planteada por el grupo forma una simbiosis casi perfecta entre rock y folclore”


“En Argentina, la gente recibe de forma muy aguerrida nuestras canciones. Les pone rojo, amarillo y verde”