Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo no encuentra paz en Santa Cruz de la Sierra. Luego del incidente que la noche del lunes casi los deja sin presentar candidaturas,  el Bloque Oriente se pronunció en contra de las candidaturas a concejales por esa tienda política.

El regreso a la actividad de exconcejales como José Quiroz y la presencia de nombres que participaron de la actual gestión ha molestado a las bases campesinas del MAS, que acusa a Gerardo García, vicepresidente del partido oficialista, de haber cambiado la lista de postulantes en el trayecto entre el Plan 3.000 y las oficinas del Tribunal Electoral Departamental. 

La denuncia fue hecha por el dirigente Carlos Nina y el diputado Rolando Cuéllar, que amenazaron con no hacer campaña por la alcaldía de Santa Cruz de la Sierra si esa situación no se modifica.

De José Quiroz, dirigente del transporte, no solo cuestionan el hecho de haber sido ya concejal, sino que además lo acusan de haber sido funcionario del Ejecutivo municipal nombrado por Percy Fernández. También cuestionan el excesivo peso del sector gremial, que tiene la titularidad de la segunda y tercera concejalía, con Rosario Callejas y Jaime Flores, ambos dirigentes de este sector. 

Las molestias no terminan allí, ya que también cuestionan la decisión de llevar a Adriana Arias como primera candidata a asambleísta departamental, debido a que actualmente es diputada y una hermana suya fue condenada a 10 años de cárcel por narcotráfico. No cayó bien tampoco que Jhonny Zeballos, actual concejal suplente vaya como segundo asambleísta departamental y acusan a su hermano Henry, delegado del MAS ante el TED, de haberlo impuesto. 

Los masistas, que presentaron a Mario Conenbold y Adriana Salvatierra como candidatos a la Gobernación y a la Alcaldía, esperarán hasta mañana para ver si aún pueden cambiar sus postulantes, caso contrario pueden tomar represalias, como no hacer campaña por dichos espacios. 

Comentarios