Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó hoy de que los bolivianos varados en la frontera con Chile podrán ingresar al país cuando cumplan las medidas de bioseguridad que se implementaron por el avance del coronavirus. 

La autoridad añadió que la presidenta Jeanine Áñez emitirá un mensaje a la nación sobre esta situación y las medidas que se asumirán. Según autoridades chilenas, son 300 los compatriotas que están a la espera de ingresar al país.

"(Los compatriotas) ingresarán cuando tengan todas las condiciones para hacerlo, porque tenemos que ser claros en esto. No podemos meter gente, aunque sean nuestros compatriotas, y poner en riesgo nuestra población, ya tuvimos problemas. Debemos ser responsables y no crean que no es duro para la presidenta (Áñez) hacer esa retención en la frontera, es duro para todos nosotros, pero pueden estar seguros de que estamos trabajando en esto y la presidenta en las próximas horas dará un mensaje sobre este tema", aseguró Murillo en conferencia de prensa en Santa Cruz.

La cifra de bolivianos en la frontera con Chile subió a 300, de acuerdo con una recopilación de datos realizada por autoridades de la vecina nación, en la ruta entre Huara y Colchane. El Gobierno transitorio mostró posiciones diferentes sobre este caso. En un inicio, la canciller Karen Longaric dijo que iba al límite para recoger a los compatriotas, pero al día siguiente de ese anuncio fue el ministro de Defensa, Fernando López, y evitó el ingreso de los connacionales.

El general Guillermo Paiva, jefe de la defensa chilena en Tarapacá, criticó ayer la “tozudez e indolencia” del Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez en Bolivia, que decidió, a último momento, evitar el ingreso de los bolivianos.

La canciller Karen Longaric rechazó el manejo político de la situación y explicó que la decisión política para evitar el retorno fue asumida en conjunto, para cuidar a la mayoría de la población y evitar un contagio masivo.

Comentarios